Abercrombie & Fitch: US$4 millones por volar menos

Abercrombie & Fitch
Image caption Michael Jeffries es visto como el cerebro detrás de las polémicas campañas publicitarias de Abercrombie & Fitch.

Michael Jeffries, director ejecutivo de la compañía de moda estadounidense Abercrombie & Fitch, recibirá un pago de US$4 millones por restringir el uso privado del avión de la empresa.

Con anterioridad, Jeffries tenía derecho a usar de forma ilimitada el jet de la firma para viajes privados.

Ahora el director ha firmado un cambio en su contrato que le limita las horas de vuelo, a cambio de una compensación de US$4 millones.

En 2008, la empresa gastó US$1,1 millones por el uso del avión. Ahora si los vuelos exceden los US$200.000 al año, el directivo deberá reembolsar el dinero a la compañía.

Jeffries también deberá reembolsar parte de los US$4 millones, en caso de que decida dejar la empresa por "una buena razón" antes de que termine su contrato en febrero de 2014.

Michael Jeffries es visto en el mundo de la moda como el cerebro detrás de las polémicas campañas publicitarias de Abercrombie & Fitch que usan jóvenes modelos con el pecho descubierto. Fue nombrado el año pasado como uno de los directivos mejor pagados de Estados Unidos, según una investigación de la empresa Corporate Library.

El controvertido uso de los jets privados

A finales de 2008, los ejecutivos de Ford, Chrysler y General Motors, empresas que recibieron ayuda estatal del gobierno de Estados Unidos para salir de la crisis financiera, fueron criticadas por el excesivo uso de aviones privados, en algunos casos para que sus ejecutivos viajaran de Detroit a Washington. La compañía de energía Enron, por ejemplo, tenía 7 aviones privados. Y mientras la empresa se declaraba en bancarrota, su directivo Ken Lay examinaba materiales para decidir cómo diseñaba el interior de su nuevo avión ejecutivo.

El año pasado, el Royal Bank of Scotland vendió el avión que usaba su antiguo director, Sir Fred Goodwin. Había sido comprado en 2002, coincidiendo con el momento en que el banco despedía a 18.000 empleados tras haber sido comprados por Natwest.

Muchas empresas han estado recortando el uso de sus aviones ejecutivos durante años recientes, aunque recibir compensación por hacerlo es inusual.

En cuanto al directivo de Abercrombie & Fitch, el gasto promedio por el uso del avión de la empresa era de US$850.000 al año, entre 2006 y 2008, según cifras reveladas por reguladores de la compañía.

Michael Jeffries ha sido el director ejecutivo de Abercrombie & Fitch desde 1992, y ha sido ampliamente reconocido por relanzar la marca en los años 90 y hacerla tan popular entre los adolescentes.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.