Toyota pagará US$16,4 millones de multa

Logo de Toyota.
Image caption Toyota no comunicó el defecto en sus automóviles durante más de cuatro meses.

La automotriz japonesa Toyota aceptó pagar una multa récord de US$16,4 millones al gobierno de Estados Unidos por no advertir a tiempo sobre los fallos en el sistema de aceleración en varios de sus modelos.

A Toyota se le aplicó esta multa luego de que los fallos en el sistema de aceleración provocaron en enero la retirada del mercado de millones de sus automóviles.

El Departamento de Transporte de EE.UU. acusó a Toyota de no comunicar el defecto en sus automóviles durante más de cuatro meses a pesar de que conocía el riesgo potencial para los consumidores.

Los fallos en el sistema de aceleración forzaron a Toyota a retirar del mercado 2,3 millones de automóviles en Estados Unidos durante el mes de enero, como parte de los más de ocho millones que retiró en todo el mundo.

"Estoy satisfecho de que Toyota haya aceptado su responsabilidad, por violar sus obligaciones legales de informar con rapidez cualquier defecto", dijo el secretario del Departamento de Transporte, Ray LaHood, en un comunicado.

"La ley obliga a los fabricantes a notificar en menos de cinco días laborables la existencia de un fallo de este tipo", agregó.

"Al no haber informado sobre estos fallos, Toyota puso en riesgo la seguridad de los consumidores".

Aún no se conoce la causa de los fallos que han causado accidentes en los que han muerto al menos 51 personas en EE.UU. en la última década.

Lea también: la Nasa investigará a Toyota

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, dijo que el gobierno de EE.UU. convocó a varios expertos de la NASA para aclarar la causa de la aceleración repentina que provoca que los conductores pierdan el control de sus automóviles.

Se espera que ese trabajo tome 15 meses y que arroje recomendaciones para que las autoridades puedan garantizar la seguridad de los autos con sistemas electrónicos de control.

La mayor multa impuesta hasta ahora ascendía a US$1 millón y recayó sobre General Motors por un fallo en el limpiaparabrisas de sus modelos de los años 2002 y 2003.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.