Goldman Sachs ganó US$3.460 millones

Logotipo de Goldman Sachs.
Image caption El gobierno británico investigará a Goldman por supuesto fraude contra sus inversionistas.

El banco estadounidense de inversiones Goldman Sachs informó que tuvo ganancias netas por US$3.460 millones durante el primer trimestre de 2010, en comparación con US$1.800 millones del primer trimestre de 2009.

Goldman Sachs reveló también que pagó a sus empleados alrededor de US$5.500 millones en compensaciones, equivalente al 43% de sus ganancias.

Antes, el organismo que regula la actividad financiera en el Reino Unido, la Financial Services Authority (FSA, por sus siglas en inglés), había anunciado una investigación formal sobre las operaciones del banco de inversiones.

Lea también: Gran Bretaña investiga a Goldman Sachs

La investigación se decidió luego de que la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) acusara a Goldman de cometer fraude contra sus inversionistas.

"Cifras espectaculares"

Las ganancias netas de la firma fueron 92% mayores en relación al año anterior.

El especialista en economía de la BBC, Robert Peston, dijo que los resultados arrojaban "cifras espectaculares".

El valor de las acciones de la firma subió 2% durante los primeros minutos de la jornada del martes en la Bolsa de Nueva York, antes de perder US$1,95, para quedar en US$161,37.

Los US$5.500 millones que Goldman pagó en compensaciones, quedaron repartidos entre los 33.100 empleados del banco, lo que implicaría un promedio de US$166.000 a cada uno.

Sin embargo, la proporción de las compensaciones en relación a las ganancias fue menor que el año pasado, cuando el banco apartó 50% de sus ganancias para remuneraciones.

Como muchos otros bancos de inversiones que ya rindieron su informe, las ganancias de Goldman estuvieron dominadas por su comercialización de títulos de deuda, que le produjeron 58% del total de sus ganancias.

"De acuerdo a eventos recientes que involucran a la firma, apreciamos el apoyo de nuestros clientes y accionistas, y la dedicación y compromiso de nuestra gente", dijo en un comunicado Lloyd Blankfein, director ejecutivo del banco.

Interés de GB

La investigación de la entidad inglesa FSA se decidió después de que la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), acusó Goldman de cometer fraude contra sus inversionistas durante la crisis de las llamadas subprime o "hipotecas basura".

El viernes, la SEC acusó formalmente a Goldman Sachs, alegando que no había revelado un conflicto de intereses durante la promoción de paquetes hipotecarios en los que los inversionistas perdieron US$1.000 millones.

Image caption Lloyd Blankfein, director ejecutivo del banco, agradeció a sus clientes y accionistas.

Según el organismo, el banco se guardó "información vital" respecto a que uno de sus clientes, Paulson & Co, ayudó a elegir qué productos financieros serían empaquetados en el portafolio de esas hipotecas.

Esos productos financieros fueron vendidos a inversionistas en 2007 y, según la acusación, Paulson & Co decidió apostar en el mercado en contra de los mismos instrumentos que había aconsejado crear a Goldman Sachs.

Robert Peston explicó que el resultado fue que Paulson & Co. ganó en su apuesta y los inversionistas salieron perdiendo.

Y John Paulson, el titular de la empresa, amasó US$1.000 millones en 2007.

La mayor parte de las pérdidas en la transacción fue a parar al Real Banco de Escocia, el que tenía seguros comprometidos por unos US$841 millones.

Actualmente, el 85% de las acciones de esta entidad están en manos del Estado británico, que tuvo que rescatar al banco durante la crisis financiera de 2008.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.