Toyota anuncia una nueva retirada de autos

Toyota
Image caption Toyota ordenó el retiro de miles de autos de su modelo Sienna.

La firma automotriz japonesa Toyota anunció que retirará 50.000 vehículos del modelo Sequoia en Estados Unidos, el último de una serie de reveses para la empresa, acusada de poner en riesgo la seguridad de los conductores.

Toyota dijo que tomó la decisión por iniciativa propia debido a los problemas en el sistema electrónico de estabilidad de los automóviles Sequoia fabricados en 2003. La agencia estadounidense encargada de la seguridad del tráfico llevaba 18 meses investigando el defecto.

La empresa dijo que no se han producido accidentes. De acuerdo con los documentos de la Autoridad Nacional de Seguridad en el Tráfico de Autopistas (NHTSA por sus siglas inglesas) los consumidores habían presentado más de 160 quejas.

El sistema de estabilidad electrónico contribuye a mantener la tracción en las curvas. En algunos casos, el control de estabilidad se activaba a baja velocidad e impedía que el vehículo acelerase a la velocidad deseada por el conductor, según informó Toyota.

Recobrar la confianza

El anterior anuncio de retirada se produjo hace 11 días y afectó a más de 600.000 vehículos del modelo Sienna.

Tres días antes la compañía había suspendido las ventas de su modelo de lujo Lexus GX 460 luego de que una revista de defensa del consumidor alertara sobre sus "problemas de estabilidad".

El corresponsal de la BBC en Tokio recordó que Toyota ha estado batallando por reconquistar la confianza de los consumidores luego de que retirara del mercado más de nueve millones de vehículos por temores de seguridad en aceleradores, pedales que se atascaban en las alfombras y problemas de frenos.

La empresa accedió a pagar una multa de US$16,4 millones al gobierno de Estados Unidos por ocultar durante meses los fallos en el sistema de frenos de sus vehículos.

Lea: Toyota pagará US$16,4 millones

Reembolso

Uno de los responsables de la empresa en EE.UU., Steve St. Angelo, aseguró el miércoles que la empresa dará atención prioritaria a las quejas de los clientes:

"Toyota se ha comprometido a investigar las quejas de los consumidores de modo más decidido y a responder a los problemas que identificamos en nuestros vehículos".

Según la NHTSA, 13 conductores dijeron que estuvieron a punto de colisionar por los problemas del acelerador en sus Sequoia.

La retirada afectará a 50.000 vehículos fabricados en Indiana en 2003 y a otros 1.500 fabricados en Canadá.

Toyota dijo que se pondrá en contacto por correo con los propietarios de modelos Sequoia a finales de mayo y que aquellos que pagaron para reparar el problema podrán demandar un reembolso.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.