Inversión extranjera cayó 42% en América Latina en 2009

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, durante la presentación del informe. (Cortesía de la CEPAL)
Image caption La previsión supone una fuerte recuperación con respecto a la caída del 42% sufrida en 2009

La inversión extranjera directa (IED) sufrió una caída del 42% en América Latina y el Caribe durante 2009, según informó Naciones Unidas (ONU).

El informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), una agencia regional de la ONU, dice que ello se atribuye a la crisis económica global, pero que para 2010 se espera un repunto.

Según la CEPAL, América Latina y el Caribe recibirán entre un 40% y un 50% más de capital extranjero, ya que -segun afirma- las empresas internacionales recuperarán su interés por la región.

Esta previsión confirma, para el organismo, la "clara tendencia ascendente" de la IED desde que los países de la región optaran por la liberalización de las inversiones a principios de los años noventa.

Lea también: A. Latina crecerá un 4% en 2010, según el FMI

Pese a la reducción de la IED en 2009, el monto acumulado en el año (US$76.681 millones) representa el quinto mejor resultado de la historia, señaló la CEPAL en su último informe. En 2010 se prevé que la IED sea superior al US$100.000 millones, una cifra aún inferior al récord histórico de 2008 de US$ 131.938 millones.

Brasil y Venezuela: Dos extremos

Brasil continuó siendo en 2009 el mayor receptor (con cerca de US$26.000 millones), seguido de Chile, México, Colombia y Argentina. En cuanto al origen de la IED, los Estados Unidos continuaron siendo los principales inversores, seguidos por España y Canadá.

Entre los grandes países sobresale el caso de Venezuela, cuyo modelo de desarrollo no enfatiza el ingreso de IED y registró un saldo negativo de US$3.105 millones.

En América Latina observamos dos extremos respecto a la IED, según el economista de la CEPAL Mario Cimoli.

"Por un lado hay países abiertos por completo al exterior y por otro, los que han optado por una estrategia de desarrollo autárquica", observó Cimoli en una entrevista telefónica con BBC Mundo.

"Hay países que dan prioridad al capital nacional. El riesgo es que cuando el desarrollo tecnológico del país es débil, como ocurre en toda América Latina, la economía le está cerrando las puertas a las nuevas tecnologías", explicó Cimoli.

"Pero en el otro extremo, la liberalización no debe ser un fin, sino un medio. Tiene que permitir crear nuevos sectores, para que el país dé un salto de calidad".

Empresas translatinas

Ésta es precisamente la mayor carencia de la IED en América Latina, según la CEPAL: la escasez de las inversiones en alta tecnología.

Para la CEPAL la solución pasa por el fortalecimiento de los sistemas educativos y de innovación de la región es una condición insustituible.

El organismo de análisis económico de la ONU anticipa el crecimiento de la inversión de empresas latinoamericanas en la región.

"La inversión de las empresas translatinas es fundamental para la integración de la región", observó Cimeli. "Hace que los países se comprometan a reglas económicas comunes e incentiva la competitividad regional".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.