Parlamento griego aprueba medidas de austeridad

Parlamento aprueba medidas
Image caption Las medidas se aprobaron por un margen de 170 votos a favor contra 121 en contra.

El Parlamento de Grecia aprobó este jueves el plan de austeridad propuesto por el gobierno para hacer frente a la crisis que atraviesa el país.

Las medidas se aprobaron por un margen de 170 votos a favor contra 121 en contra.

Las drásticas medidas de reducción de gastos son la garantía para que el paquete internacional de rescate económico entre en vigor.

Durante un acalorado debate, el ministro de Finanzas, George Papaconstantinou, advirtió que la única forma de evitar que Grecia se declare en bancarrota es aceptando la ayuda internacional.

En Grecia hay un amplio descontento ante el paquete de medidas de austeridad.

Durante la sesión parlamentaria, la policía utilizó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que protestaban afuera de la sede de la legislatura.

Lea: ¿En camino al abismo argentino?

El plan económico incluye recortes del gasto público, de los salarios y pensiones de empleados públicos, así como un incremento de los impuestos.

La votación legislativa se produce un día después de que tres personas murieran en Atenas durante las manifestaciones que marcaron el inicio de la huelga general en rechazo al plan de austeridad.

Tras la violenta jornada, el presidente de Grecia, Carolos Papoulias, dijo que su país estaba "al borde del abismo".

Los mercados han reaccionado con pánico el día después de los disturbios.

Lea también: Grecia hunde la Bolsa de Nueva York

El gobierno propuso el plan de ajuste a cambio de un paquete internacional de rescate de promovido por los países de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$146.000 millones.

El objetivo de este paquete es evitar la cesación de pagos de la deuda soberana griega.

Protestas

En Atenas, la policía se mantiene en alerta luego de las manifestaciones del miércoles.

Según informó el corresponsal de la BBC en la capital griega, Malcolm Brabant, los trabajadores bancarios paralizarán sus actividades para expresar su indignación por las muertes registradas este miércoles.

Las tres personas que perdieron la vida eran empleados de un banco que se encontraban en el interior de una sucursal incendiada por manifestantes.

Brabant destacó el hecho de que el periódico liberal Kathimerini, que responde al sector que realiza las protestas, condenó los incidentes de violencia.

"¿Puede autodestruirse una sociedad? Sí, definitivamente", escribió el editor, quien agregó que Grecia se encuentra en el momento más definitorio de su vida democrática.

"Si nos autodestruimos o no, si vamos a la bancarrota o no, depende no sólo de nuestros líderes políticos sino también de cada uno de nosotros, tanto a nivel individual como colectivo", añadió el periódico.

Testimonios: los griegos y la crisis

Sin embargo, Brabant dijo que los llamados para que cesen las protestas están siendo ignorados por el Partido Comunista.

Según los analistas, los comunistas y otros grupos de izquierda consideran que éste es un punto fundamental en la lucha social en contra de los ricos y poderosos.

Un manifestante le dijo a la BBC que las muertes eran sin duda trágicas; pero responsabilizó a lo que denominó las acciones violentas de la policía por haber creado las condiciones para que una bomba molotov se haya vuelto letal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.