Italia, último país europeo en sumarse a los recortes

Silvio Berlusconi
Image caption El gobierno de Silvio Berlusconi busca reducir el déficit del 5,3% al 2,7% del PIB entre 2011 y 2012.

El gobierno conservador del primer ministro Silvio Berlusconi ha sido el último de la "zona euro" que se suma a la ola de recortes presupuestarios para luchar contra el déficit público.

El "plan bienal de austeridad" italiano busca ahorrar a las arcas estatales 24.000 millones de euros (US$ 29.500 millones) entre 2011 y 2013.

Las medidas aprobadas por el gobierno afectarán los sueldos y la contratación en el sector público, el gasto en salud y construcción, postergará la jubilación de algunos trabajadores estatales y se reducirán los fondos para los gobiernos locales.

Con estas medidas, el ejecutivo italiano espera reducir el déficit público en los dos próximos años del 5,3% del Producto Interior Bruto (PIB) hasta el 2,7% del PIB.

Con la medida, Italia se unió a Grecia, España y Portugal, los otros países de la zona euro con problemas de déficit que ya han emprendido programas de austeridad presupuestaria.

Como informa el analista de BBC Mundo Marcelo Justo, se estima que la deuda total de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España, ronda los 4 billones de euros (unos US$5 billones).

Lea también: El fantasma de una nueva recesión mundial.

"Todos juntos"

Según comentó horas antes de la reunión del gabinete el ministro de Economía, Giulio Tremonti, "esta no es una serie ordinaria de recortes del gasto".

"Estamos en esto todos juntos", agregó.

Por su parte, el subsecretario del gabinete, Gianni Letta, agregó: "Esto será duro, con fuertes sacrificios".

El gobierno planea hacer más estrictos los controles en el sistema de salud pública para reducir al mínimo el despilfarro.

Además, intentarán atacar la evasión fiscal prohibiendo las transacciones en efectivo superiores a una cantidad determinada.

El programa plantea también un recorte de los gastos ministeriales (incluyendo los sueldos de los ministros) y un recorte a la contribución del Estado a los partidos políticos.

Según informó el corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, dos centrales sindicales dijeron que aceptarán el recorte si es aplicado de una forma justa, pero otras han llamado al paquete de medidas injusto para los trabajadores.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.