Buffet defiende agencias de calificación

Warren Buffet, inversor y accionista de Woody's.
Image caption Los ingresos de Moody's pasaron de US$ 600 millones en el año 2000 a US$ 2.200 millones en 2007.

El inversor multimillonario Warren Buffett justificó la labor de las agencias de calificación de riesgo, que fueron incapaces de predecir la burbuja hipotecaria de Estados Unidos que desató una crisis financiera mundial.

Buffett, el mayor accionista de Moody’s -una de las mayores agencias calificadoras de riesgo del mundo- compareció por orden judicial en Nueva York ante la Comisión de Investigación sobre la Crisis Financiera en el Congreso de Estados Unidos.

Aseguró que las agencias "hicieron la llamada equivocada", pero añadió que todo el mundo vivía un "engaño en masa" y nadie en el país, ni él mismo, se dio cuenta del problema antes de que estallara.

Los organismos dieron altas calificaciones a los riesgos de deuda de las hipotecas de Estados Unidos, lo que se volvió en contra de las entidades financieras cuando explotó la burbuja inmobiliaria y los propietarios no pudieron hacer frente a sus pagos.

Lea también: Agencias calificadoras de riesgo "fallaron" durante crisis

"Todo el pueblo estadounidense fue sorprendido en la convicción de que el precio de las casas no podía bajar drásticamente", aseguró el inversor, que dijo que el incremento de precios actuó como un "narcótico".

¿Calificaciones demasiado generosas?

La Casa Blanca y el Congreso de Estados Unidos crearon esta comisión para averiguar qué papel jugaron las agencias calificadoras de riesgo en la crisis financiera, con el objetivo de elaborar una mayor regulación legal en el sistema.

Como explicó la experta en Economía de la BBC, Linda Duffin, "una de las cuestiones clave que trata de averiguar es si las agencias dieron mejores calificaciones de las que deberían para obtener algún beneficio, porque, fundamentalmente, las agencias se financian por las compañías cuyos créditos valoran".

De hecho, algunos antiguos empleados de Moody's apoyaron esa teoría con su testimonio.

Entre ellos, el ex vicepresidente, Mark Froeba, que aseguró que "usaron la intimidación para crear un grupo de analistas dóciles con miedo a enfadar a los bancos de inversión".

El ex director general, Jay Siegel, reconoció que sólo el 10% de los empleados tenía experiencia directa en el negocio de préstamos hipotecarios.

"No está satisfecha"

Por su parte, el director de la agencia Moody’s, Raymond McDaniel, admitió en un escrito enviado a la Comisión que la compañía "no está satisfecha" con sus análisis.

Asumió fallos en el sistema de evaluaciones y dijo que el nivel de las mismas "ha sido profundamente desalentador".

El director de la Comisión, Phil Angelides, remarcó en que Moody’s se había beneficiado ampliamente de las calificaciones de riesgo emitidas.

Subrayó que los ingresos de la compañía pasaron de US$600 millones en el año 2000 a US$2.200 millones en 2007.

En octubre estarán listas las conclusiones de esta comisión, que servirán de base para una nueva legislación que regule el mercado financiero estadounidense.

También en el punto de mira de la UE

También al otro lado del Atlántico, las agencias de calificación estaban este miércoles en la mira. La Comisión Europea estudió una propuesta para modificar la legislación y poder sancionarlas e incluso retirarles la licencia.

Era la respuesta a una petición que plantearon los líderes europeos el año pasado, y que busca centralizar el sistema de supervisión de estos organismos, que fallaron a la hora de alertar sobre el riesgo que suponían para Europa las inversiones en "hipotecas basura" en Estados Unidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.