Berlín y Londres también se aprietan el cinturón

En los últimos meses se habla mucho del mal estado de las economías más débiles de Europa como Grecia, España, Portugal o Irlanda pero las potencias de la Unión Europea tampoco se libran de los nubarrones.

Image caption El primer ministro británico dijo que su país ha vivido por encima de sus posibilidades.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, anunció este lunes un plan de austeridad con el que pretende ahorrar 80.000 millones de euros en los próximos cuatro años y reducir el déficit alrededor del 3%.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, aseguró que su país ha vivido por encima de sus posibilidades y advirtió que todos los ciudadanos se verán afectados por los recortes en los próximos años.

Lea: Crisis del euro: 4 posibles escenarios

"Cambio de vida" en Gran Bretaña

En Gran Bretaña, el nuevo gobierno de coalición de Cameron y Nick Clegg ha puesto la reducción y la austeridad como una prioridad.

Pese a que no se conocen los detalles del plan que implementará, Cameron advirtió este lunes que el déficit público en su país está en peor situación de lo que se pensaba en un principio y dijo que el Reino Unido ha estado viviendo "por encima de sus posibilidades".

Por ello, el líder conservador adelantó que para recuperar la estabilidad financiera la población deberá cambiar el "modo de vida" en los próximos años.

"Asegurar el futuro" de Alemania

Image caption La canciller alemana anunció el mayor recorte de gasto desde la Segunda Guerra Mundial.

Alemania ya cuenta con medidas concretas para luchar contra la recesión después de que la canciller Ángela Merkel anunciase este lunes una reducción de 80.000 millones de euros en los próximos cuatro años y una baja en el déficit de cerca de tres puntos.

Además, el gobierno alemán aseguró que reducirá 10.000 puestos de trabajo públicos en cuatro años, dejará de otorgar un subsidio a la maternidad y elevará los impuestos a los operadores de plantas de energía nuclear.

Este paquete de medidas, que ha sido definido como el más austero en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial, busca llevar el déficit estructural de la mayor economía de Europa dentro de los límites de la UE para el 2013.

"Tenemos que asegurar el futuro de nuestro país", afirmó Merkel y añadió que con este plan "Alemania tiene la oportunidad de dar un buen ejemplo a seguir".

Sanear las finanzas

El corresponsal económico de la BBC Andrew Walter, apuntó que "el saneamiento de las finanzas públicas en los países desarrollados será probablemente el tema económico dominante de la próxima década".

Para Walter, la crisis bancaria y la recesión hicieron "un daño grave" a estos países en parte por el costo del rescate bancario, pero sobre todo "por la disminución de los ingresos fiscales debido a la reducción de la actividad económica".

"Una reactivación del crecimiento económico podría revertir parte de esa disminución de la actividad económica, pero no toda, por lo que los gobiernos están comenzando a recortar gastos y a aumentar los impuestos para llenar el agujero en sus finanzas", indicó el corresponsal.

Las medidas de Alemania y la advertencia del Reino Unido llegan después de un fin de semana en el que los ministros de finanzas del G-20, las principales economías desarrolladas y en desarrollo, se reunieran en Corea en un encuentro en el que se vio un cambio en su posición respecto a las finanzas públicas.

"Si antes el grupo ponía más énfasis en el papel del gasto público para estimular una recuperación económica, ahora su atención se centra más en la necesidad de unas finanzas públicas sostenibles", explicó Walter.

Lea: G-20 ve recuperación más rápida de lo esperado

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.