Derrame en el Golfo de México: estiman que se ha fugado el doble de crudo

Derrame de crudo en el Golfo de México
Image caption EE.UU. y el Reino Unido descartaron que el derrame haya dañado las relaciones bilaterales.

Científicos estadounidenses dijeron que se han estado derramando hasta 40.000 barriles de crudo por día en el Golfo de México, cifra que representa el doble de lo estimado.

Así lo aseguraron investigadores del US Geological Survey, quienes aclararon que ese volumen de fuga se habría producido hasta el 3 de junio, ya que desde entonces la compañía británica BP ha sido capaz de contener parte del vertido.

La empresa, en tanto, informó que el miércoles logró recoger 15.800 barriles, cifra ligeramente superior a los 15.010 recolectados en las 24 horas previas.

El petróleo comenzó a derramarse en aguas del Golfo de México tras la explosión, el 20 de abril, de la plataforma marítima Deepwater Horizon, que causó la muerte de once trabajadores y se hundió frente a las costas del estado de Luisiana.

Cita en la Casa Blanca

El presidente de BP, Carl Henric Svanberg, solicitó una audiencia para el próximo miércoles con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y con el encargado de las tareas de contención de la mancha de crudo, el almirante de la Guardia Costera Thad Allen.

Previamente, el procurador general Eric Holder había advertido que Washington "no pagará ni un centavo" por la limpieza del petróleo y que la firma sería responsable por todos los daños.

A su turno, la titular de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó a BP de "falta de integridad" en el abordaje del problema.

Pelosi se cuenta entre los políticos que han sugerido que la firma debería ser obligada a suspender el pago de dividendos a sus accionistas hasta que esté segura de que tiene fondos suficientes para pagar las compensaciones que correspondan.

Esta postura generó inquietud al otro lado del Atlántico, ya que los dividendos de BP constituyen una parte importante del sistema de pensiones del Reino Unido.

Relaciones entre aliados

Aunque la administración estadounidense intensificó las críticas a BP, los gobiernos de Washington y Londres aclararon que el derrame no ha afectado las relaciones entre ambos países.

Image caption BP logró recoger el miércoles 15.800 barriles de petróleo que se escapan del pozo.

Durante su visita a Afganistán, el primer ministro británico, David Cameron, describió el vertido en el Golfo de México como "una catástrofe ambiental".

"Entiendo completamente la frustración del gobierno estadounidense. Lo más importante es tratar de mitigar los efectos y afrontar el problema. Eso es algo que vamos a tratar con el presidente (Barack) Obama en nuestra próxima conversación", dijo Cameron.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, aclaró que el derrame es un asunto de Estados Unidos con BP, que es una empresa privada, y no con el Reino Unido.

Pese a que las relaciones entre la administración de Obama y la compañía pasan por un momento complicado, el vertido de crudo aún no ha dañado la llamada "relación especial" entre ambos países, afirmó el corresponsal de la BBC en Washington, David Willis.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.