Falta de crédito agobia a la economía española

España comenzó a descubrir esta semana un nuevo frente de batalla contra la crisis que agobia al país, al admitir que los inversionistas han cortado el grifo a sus bancos y empresas, médula espinal de la economía nacional.

Image caption Zapatero intenta recuperar la confianza de los mercados.

Ese reconocimiento por parte de funcionarios y banqueros españoles surgió mientras el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero intenta recobrar la confianza de los mercados mediante reformas estructurales.

"Los mercados están cerrados", dijo Gloria Hervás, consultora de Analistas Financieros Internacionales, con sede en Madrid, a BBC Mundo. "Es el peor momento para emitir en mercados desde que comenzó la crisis".

Este martes, España tuvo una nueva señal de ese temor de los inversores, al colocar más de 5.000 millones de euros en letras del Tesoro a la tasa de interés más alta desde noviembre de 2008, cuando estallaba la crisis financiera internacional.

El reconocimiento oficial más claro de que la contracción del crédito "es un problema" para España surgió el lunes a través del secretario del Tesoro, Carlos Ocaña.

"La solución va a depender de la confianza que generemos en los inversores", remarcó Ocaña durante una conferencia.

Lea: El FMI insta a España a reformar el mercado laboral

Alarma del BBVA

La señal de alarma también la activó Francisco González, presidente de BBVA, el segundo mayor banco español, al admitir que los mercados cerraron el crédito a "la mayoría de las empresas y entidades" del país.

La pregunta de muchos es cómo logrará España romper lo que Hervás define como un círculo vicioso en la economía del país.

"Los bancos no pueden emitir porque los mercados están cerrados, porque se está castigando el riesgo a España y todo lo que tiene que ver con los mercados financieros", dijo.

"Pero en la medida en que estos bancos no puedan emitir, tampoco pueden ser fuentes de financiación para que el crédito crezca, y a su vez el crédito no crece porque la demanda está muy debilitada", agregó.

Una de las principales causas de la desconfianza de los mercados en España es el nivel de endeudamiento del país, equivalente a US$ 2,13 billones o a 170% de su producto, uno de los más altos del mundo.

Lea: Crisis en la eurozona: "España no es Grecia"

Del booma la crisis

España llegó esta situación tras años de un boom en la construcción y la economía financiado con créditos que crecían a tasas cercanas a 25% hasta hace tres años y eran accesibles a todos: hogares, bancos y empresas.

Image caption Varias cajas de ahorro españolas solicitaron un crédito de US$5.490 millones para poder fusionarse.

En contraste, esta semana se supo que, ante la falta de préstamos en el mercado interbancario, los bancos y las cajas de ahorro españolas recurren a un ritmo inusual a créditos del Banco Central Europeo (BCE) para pagar deudas.

Esa tendencia va a contramano de lo que ocurre en otros países del continente y ha hecho que, de cada seis euros prestados por el BCE a los 16 miembros de la zona euro, España tenga uno.

En total, los bancos españoles deben al BCE el equivalente a US$105.000 millones, un récord histórico.

Además, este martes, la Asociación Española de la Banca (AEB) informó que en el primer trimestre del año las ganancias de los bancos del país se redujeron unos US$200 millones o 4,1% respecto al mismo período de 2009.

El secretario general de la AEB, Pedro Pablo Villasante, admitió que existe nerviosismo en los mercados ante la situación española, pero aseguró que la banca del país tiene la liquidez necesaria para sortear la crisis.

Villasante se quejó de los rumores sobre un eventual rescate de la Unión Europea a España, rechazados por el gobierno de Zapatero, y sugirió divulgar los resultados de los "test de resistencia" hechos a bancos europeos para calmar a los mercados.

¿Bola de nieve?

En las últimas semanas, el gobierno de Zapatero buscó ganar confianza internacional con un plan de austeridad para bajar el déficit de 11% en 2009 a 3% en 2013, y con una reforma laboral que espera decretar el miércoles.

Sin embargo, la reforma laboral carece de apoyo de los grupos en el Parlamento español y los sindicatos han convocado a una huelga general para el 29 de septiembre, la primera contra el actual gobierno socialista.

Además, la Comisión Europea pidió este martes a España nuevos recortes de gasto ante el riesgo de que el alto endeudamiento del país se convierta en una "bola de nieve" en el futuro.

Y el compromiso español de bajar drásticamente el déficit podría verse amenazado por los crecientes costos del país para tomar dinero prestado en los mercados.

El gobierno de Zapatero también ha señalado su intención de reestructurar la banca nacional.

Villasante sugirió que algunos bancos deberán repensar su tamaño y capacidad para competir con las cajas de ahorro, que han encarado un proceso de reestructura con reducciones de oficinas y plantillas.

"Se amplifica el temor"

El reconocimiento de que la banca española enfrenta problemas ha llamado la atención de algunos analistas, sobre todo por su carácter repentino.

"Hace muy poco tiempo se decía que el sistema español era sólido y no había problemas", recordó Francisco Álvarez, presidente de la consultora Etica Soluciones Financieras, en diálogo con BBC Mundo.

"Cuando uno esconde sus errores y luego aparecen algunos, se amplifica el temor a que esos errores sean más grandes", añadió.

Pese a señalar que la banca española atraviesa desde hace tiempo una situación delicada, Álvarez descartó que el problema actual sea comparable a la crisis griega.

Sin embargo, aún es difícil prever el impacto definitivo que tendrá la crisis en la banca española.

La morosidad en el sector va en aumento y nadie sabe qué efecto tendrán en los mercados el ajuste y las reformas anunciadas por el gobierno de Zapatero.

Aunque España rechazó con insistencia los rumores de que Europa prepara un rescate para el país, la canciller alemana, Angela Merkel, recordó que el fondo creado para miembros de la zona del euro tras la crisis griega está disponible.

"Si hubiera problemas", dijo Merkel en referencia a España el lunes, "el mecanismo puede activarse en cualquier momento".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.