Nuevas reglas contra lavado de dinero en México

Dólares.
Image caption La intención es prevenir el ingreso de dinero no justificado a los bancos como ha ocurrido desde hace varios años.

Cada año en el sistema financiero mexicano hay un promedio de US$10.000 millones con un origen poco claro, y que podrían provenir de la delincuencia organizada, reconocen desde el Ministerio de Hacienda y la Asociación de Bancos de México.

Así, para evitar el lavado de ese dinero, las autoridades financieras restringieron las operaciones con dólares en efectivo que se realicen en ventanillas bancarias.

La intención es prevenir el ingreso de dinero no justificado a los bancos como ha ocurrido desde hace varios años, dijo el ministro de Hacienda mexicano, Ernesto Cordero.

"Han recibido cantidades importantes de dólares en efectivo, generándoles excedentes cuya procedencia es difícil de identificar", reconoció.

Recientemente el gobierno de Estados Unidos advirtió que cada año entre US$19.000 millones y US$29.000 millones son enviados desde ese país a México para sostener a bandas de delincuencia organizada, especialmente aquellas dedicadas al tráfico de drogas.

Cerca de la mitad de este dinero pasa por el sistema financiero mexicano.

Límites

Con las nuevas reglas los visitantes extranjeros podrán cambiar a pesos un máximo de US$1.500 en efectivo al mes, mientras que las empresas ubicadas en destinos turísticos y en la frontera entre México y Estados Unidos, tendrán un límite de US$7.000.

Los ciudadanos mexicanos tienen un mayor margen, porque podrán cambiar hasta US$4.000 cada mes.

Según el ministro de Hacienda, estas cantidades son suficientes "para satisfacer las necesidades de cambio de divisa".

Los turistas, por ejemplo, gastan entre US$282 y US$830 en efectivo en cada visita, pues la mayoría de sus operaciones son con tarjetas bancarias, añadió el funcionario.

Para cambiar dólares será necesario presentar una identificación, e incluso se podría solicitar a los visitantes extranjeros una copia de su pasaporte.

La intención es conocer a las personas que cambien dólares en efectivo en el país.

De acuerdo con el Estudio Binacional de Bienes Ilícitos del gobierno estadounidense, parte del lavado de dinero en México suele realizarse en forma "hormiga", es decir, con operaciones de poca monta.

Las nuevas disposiciones son exclusivas para las operaciones en efectivo que se realicen en los bancos. Las transacciones electrónicas mantendrán su regulación actual, insistió el ministro de Hacienda.

Los centros cambiarios funcionarán con base en las reglas anteriores, es decir, deberán reportar a las autoridades todas las operaciones mayores de US$500.

Las nuevas reglas entrarán en vigor el próximo lunes para los ciudadanos y visitantes extranjeros, y dentro de tres meses para las empresas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.