La crisis europea en gráficos

Deuda

Gráfico de la deuda en la eurozona

Una de las principales causas de la crisis monetaria en la zona del euro es que prácticamente todos los países involucrados han violado sus propias normas autoimpuestas.

Según los criterios de convergencia adoptados como parte de la unión económica y monetaria, la deuda pública no debe superar el 60% del PIB al final del año fiscal.

Déficit

En la eurozona, el déficit público anual no debe superar el 3% del PIB. Sin embargo, como muestran los mapas, sólo dos de los 16 países que la zona del euro - Luxemburgo y Finlandia - han logrado adherirse a las reglas.

En general, Grecia es el país que más a fallado, con la deuda en 115,1% del PIB y un déficit de 13,6% del PIB. Pero entre las economías más grandes, la deuda de Italia es aún más alta que Grecia, como porcentaje del PIB, mientras que el déficit de España es del 11,2% del PIB. Si el Reino Unido se encontraban en la zona del euro, también estaría en contra de los criterios, con una deuda actualmente en el 68,1% del PIB y su déficit en un 11,5% del PIB.

Economía

En términos de tamaño económico, Alemania es el centro neurálgico de Europa, seguido del Reino Unido, Francia e Italia, mientras que Malta es sin duda la economía más pequeña de la eurozona.

El Reino Unido se muestra en gris en el mapa porque no pertenece a la zona del euro, pero es fácilmente la mayor economía de la UE que no han adoptado el euro.

Si nos fijamos en los miembros de la eurozona en términos de PIB per cápita, la situación es distinta. Luxemburgo es de lejos el líder de la liga en este ranking. De hecho, es el país más rico del mundo según esta medida, con las Bermudas y Noruega en segundo y tercer lugar.

Las economía de la eurozona representa más del 75% del PIB global de la UE. La UE en su conjunto compite con Estados Unidos por el título de la mayor economía del mundo: cada uno que representa alrededor del 20% del PIB mundial.

Crecimiento

La zona del euro en su conjunto ha salido de la recesión mundial, pero la recuperación sigue siendo insuficiente y frágil, ya que algunos países todavía no han registrado un crecimiento renovado.

En las 16 naciones que han adoptado el euro, el crecimiento global para los tres primeros meses de 2010 fue de 0,2% con respecto al último trimestre de 2009, según la Agencia de estadísticas Eurostat.

Esa fue una buena noticia después de las contracciones agudas que sufren todos los países del área de la moneda durante el 2009. El Reino Unido, que no está en la zona del euro, se muestra en gris en el gráfico para fines de comparación.

Sin embargo, el panorama sigue siendo sombrío en la República de Irlanda, Grecia, Chipre y Luxemburgo, mientras que los temores de una "doble porción" de la recesión no se puede descartar.

Desempleo

La recesión mundial ha cobrado empleos en la zona del euro. En marzo de 2010, la tasa de desempleo de la zona fue del 10%.

Pero aquí también hay evidencia de lo lejos que el club de divisas está de una convergencia económica real, con marcadas variaciones en los niveles de desempleo entre los 16 países miembros.

España está en la peor situación, con una tasa de desempleo que se ha duplicado desde 2008 - un hecho dramático tratándose de un país que fue uno de los mayores creadores de empleo de la UE. Y el panorama es aún peor para los jóvenes trabajadores en España, para quienes el nivel de desempleo es superior al 40%.

Por otra parte, Eslovaquia, la República de Irlanda, Portugal, Grecia y Francia tienen tasas de desempleo de dos dígitos que están por encima de la media de la zona del euro, mientras que Holanda es el menos afectado, con un desempleo de apenas 4,1%