Alemania: registran sucursales de Credit Suisse

Credit Suisse
Image caption Las autoridades sospechan que empleados del banco fomentaron la evasión de impuestos.

Autoridades en Alemania allanaron las 13 sucursales en el país del banco suizo Credit Suisse, como parte de una investigación relacionada con la evasión de impuestos.

El fiscal alemán Johannes Mocken dijo que 140 agentes tomaron parte en los allanamientos, que incluyeron las sucursales Duesseldorf, Múnich y Berlín.

La corresponsal de la BBC en la capital alemana, Oana Lungescu, informa que las pesquisas intentan encontrar pruebas de que empleados del banco ayudaron a clientes a evadir impuestos.

Alemania tiene abiertos más de 1.000 casos de evasión fiscal basados en la información de un disco que contiene datos del secreto bancario suizo.

En febrero, el fisco alemán compró el disco digital que, se cree, tiene la información de unos 1.100 alemanes adinerados.

En ese momento se aseguró que las autoridades pagaron más de US$3 millones por los datos electrónicos.

Lea: A la venta disco robado con datos bancarios

La información condujo a los fiscales a suponer que más de US$1.500 millones de ingresos no declarados estaban ocultos en cuentas bancarias suizas.

Se lanzó una investigación de estos individuos y miles de personas sometieron los datos de sus cuentas voluntariamente con el propósito de escapar una posible condena.

Crisis diplomática

Image caption Las sucursales de la principales ciudades fueron allanadas.

En abril, el gerente ejecutivo de Credit Suisse, Renato Fassbind, dijo que parecía cada vez más probable que algunos clientes de la institución se encontraban en la lista del disco de datos robados.

El asunto generó una crisis diplomática entre ambos países, con los suizos acusando a las autoridades alemanas de tranzar con criminales.

Ahora, sin embargo, los funcionarios alemanes empezaron a concentrar su atención sobre el personal bancario, de quienes sospechan fomentan y asisten a los clientes a la evadir impuestos.

Alemania no sería el único país que ha pagado para adquirir datos sobre la cuentas de clientes bancarios.

También Francia y el Reino Unido han comprado información de clientes acaudalados que pueden haber ocultado dinero en cuentas secretas.

Así como los gobiernos de Europa han decidido perseguir a los evasores, Estados Unidos también hace lo propio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.