Zapatero hace balance mientras el desempleo sube en España

José Luis Rodríguez Zapatero
Image caption Zapatero confesó que estos habían sido algunos de los meses más duros de su gestión.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, realizó este viernes un balance de los últimos seis meses de gobierno que incluyeron la puesta en marcha de los recortes económicos más duros de la historia de la democracia del país.

La comparecencia se produjo el mismo día que se hicieron públicas las cifras del desempleo para el segundo trimestre del 2010 y un día después de que se apruebe en el Congreso de los Diputados una enmienda a la polémica reforma laboral.

Lea: El parlamento español ratifica la reforma laboral

A pesar de que la economía española logró crear empleo por primera vez en dos años, el número de desempleados aumentó en 32.800 personas.

Y la tasa de desempleo se situó en el 20,9% de la población activa, doblando la tasa europea que según anunció este viernes Eurostat se situó en el 10% en la eurozona para el mismo periodo.

Entre abril y junio se crearon en España 82.700 empleos, pero fueron insuficientes para absorber el incremento de población activa registrada en esos meses.

En total, 4.645.500 personas en España no tienen empleo.

Zapatero reconoció que esta tasa era "inasumiblemente alta".

Drama familiar

Pero las cifras anunciadas este viernes dibujan todavía una escena mucho más dramática: 1.308.300 familias en el país tienen a todos sus miembros desempleados.

En el último año esta cifra aumentó un 17%, sumando 190.000 familias más que pasaron a engrosar la lista de la lucha contra la deseperación y la miseria cotidiana.

En la rueda de prensa Zapatero también hizo pública la medida de prorrogar la ayuda a aquellos que hayan agotado su cobertura de desempleo. Y afirmó que España la tasa de cobertura de desempleo está en el 80%, "la más alta de nuestra historia".

El dato no resulta sorprendente si se tiene en cuenta que el país atraviesa la peor crisis económica en el último medio siglo.

Según las propias palabras de Zapatero estos han sido algunos de los meses más duros desde que se hizo cargo del ejecutivo español en el 2004.

El presidente se refirió explícitamente a la presión de sentirse el foco de todas las miradas internacionales, en referencia al momento en que los mercados volvieron su vista a España esperando que se reprodujese la debacle de la economía griega, como en un castillo de naipes.

Noches sin dormir

Zapatero, que ha anulado sus vacaciones para seguir trabajando, declaró recientemente en una entrevista al diario El País, que había pasado noches sin dormir en el crítico mes de mayo, clavando su mirada en los índices y reacción de las bolsas internacionales.

El mandatario advirtió que los presupuestos del 2011 estarían marcados por las restricciones y la austeridad, y que el empeño del ejecutivo español sería seguir consolidando la recuperación económica.

Zapatero afirmó que España está en la senda del crecimiento y dedicó el resto de su comparecencia a justificar una de las reformas laborales más polémicas de la reciente historia del país.

Según afirma el colaborador de BBC Mundo Juanjo Robledo, la reforma penaliza los contratos temporales, pero también facilita el despido en las empresas con pérdidas, entre otras medidas.

Asimismo abre las puertas para que las empresas que presenten pérdidas continuadas durante 6 meses puedan reducir su plantilla con una indemnización de 20 días por año trabajado.

El mandatario español defendió esta reforma, destinada, según sus palabras, a que el mercado laboral español pueda ajustarse mejor a las circunstancias cambiantes de la economía.

"El gran reto como sociedad es cambiar la situación del desempleo. Es una gran asignatura pendiente en la salida de esta crisis que tenemos que ganar por los más jóvenes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.