Mexicana de Aviación "es un desastre"

Una frase del ministro del Trabajo de México, Javier Lozano, refleja la situación actual de la segunda línea aérea más grande del país: Mexicana de Aviación es un desastre.

Image caption Mexicana de Aviación es la compañía con más vuelos entre México y Estados Unidos.

En un artículo periodístico firmado por el funcionario, Lozano dice que la empresa no está en quiebra, pero vive un proceso de "enorme fragilidad" porque las acciones del grupo empresarial que compró las acciones de la compañía no fueron adecuadas.

Lea también: Empresarios compran Mexicana de Aviación

Pero la situación financiera es parte del problema. Desde el pasado sábado, cuando la compañía suspendió operaciones, más de 30.000 pasajeros han resultado afectados según el Sindicato Nacional de Trabajadores de Aviación (SNTAS).

La cifra puede aumentar, le dijo a BBC Mundo Miguel Yudico, secretario general de la organización.

"Hay unos 150.000 pasajeros que compraron boletos para volar en los próximos meses y a quienes la empresa no les ha regresado su dinero", explicó.

Sin embargo, de acuerdo con el ministro de Comunicaciones, Juan Molinar, sólo unas decenas de pasajeros han quedado varados, pues la mayoría ha conseguido transportarse en otras aerolíneas.

Mexicana decidió no emitir nuevos comentarios sobre su crisis financiera, le dijo a BBC Mundo Mariana Díaz, portavoz de la empresa.

Proceso largo

Aerolíneas mexicanas ofrecieron tarifas especiales a las personas afectadas con la crisis de Mexicana, pero muchos demandan el reembolso de sus boletos.

Pero el responsable de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Antonio Morales, dijo que la devolución del dinero podría tardar algún tiempo.

"Primero están los trabajadores, luego los que tengan créditos fiscales y después acreedores diversos, donde entran los pasajeros, y dependerá del patrimonio de la empresa para ver cuánto alcanza y reembolsar a los pasajeros", dijo a medios locales.

La Profeco ha recibido 200 denuncias contra la aerolínea y, de acuerdo con sus datos, unos 7.500 pasajeros resultan afectados diariamente por la suspensión de operaciones de la empresa.

Para estas personas no hay respuesta de la compañía, que se ha limitado a distribuir folletos para explicar las razones de la crisis. Los empleados que aún permanecen en los mostradores de la empresa no ofrecen mayor información.

Ciudades aisladas

Image caption Pasajeros que tenían boleto con Mexicana de Aviación preguntan en el mostrador del aeropuerto de Cancún.

El impacto de la crisis aún está por verse. Según datos oficiales, Mexicana tiene el 42% de las rutas aéreas del país y es la principal compañía con vuelos a Estados Unidos

Al menos 10 ciudades del país quedaron sin comunicación directa vía aérea, pues la empresa tenía el contrato exclusivo de transportación, dijo el ministro de Comunicaciones, Juan Molinar.

En esos casos, las autoridades asignarán las rutas a otras empresas y los destinos internacionales serán cubiertos por compañías de otros países, dijo el funcionario.

Las organizaciones sindicales no están de acuerdo con esta medida. "Ocupan espacios que no les corresponden y afectan a los trabajadores del Sindicato. Vamos a demandar un contrato con ellos", dijo Miguel Yudico.

De acuerdo con algunos analistas, la suspensión de operaciones de Mexicana afectará a toda la aviación comercial del país.

Y es que los destinos internacionales de la empresa no pueden ser ocupados por otras compañías, debido a que la estadounidense Agencia Federal de Aviación bajó la categoría de la aviación de México del nivel 1 al 2 en su escala de eficiencia y seguridad.

Con este nuevo rango, no se les permite operar nuevas rutas en Estados Unidos y esos espacios podrían ser ocupados por empresas de ese país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.