¿Seduciendo a Irán?

Gordon Brown, primer ministro británico
Image caption Brown enfatizó la necesidad de ayudar a los países que están más atrazados en el tema de la energía nuclear.

El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, afirmó que Irán tiene el mismo derecho que cualquier otro país para desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos.

Brown hizo estas declaraciones en Londres, durante un discurso en el que enfatizó la necesidad de ayudar a los países que están más atrás en el desarrollo de la tecnología nuclear, para que puedan reducir de esta manera sus emisiones contaminantes y limitar los efectos del cambio climático.

Según Brown, el mundo necesita una expansión masiva de la energía nuclear para frenar el calentamiento global, e Irán puede constituir el primer caso donde se puede desarrollar un programa nuclear pacífico y evaluar los resultados. "El programa nuclear de Irán en la actualidad es inaceptable. El hecho de que no cumpla con las reglamentaciones hace que consideremos su programa nuclear como una amenaza", dijo Brown, quien añadió que si Irán coopera, recibirá ayuda externa para su programa nuclear pacífico, pero si viola las reglas, se le impondrán más sanciones.

"Insto a Irán, una vez más, a trabajar con nosotros y no en contra nuestro", afirmó Brown.

"La oportunidad está allí. Ellos (los iraníes) deberán elegir".

De acuerdo a un informe reciente de la ONU, para cumplir con las metas fijadas para combatir el calentamiento global se necesitan construir 32 plantas nucleares por año por un período de 40 años.

Cambio de énfasis

Las palabras de Brown, señala el analista en Asuntos Diplomáticos de la BBC, Jonathan Marcus, llegan justo en momentos en que el gobierno estadounidense da muestras de una mayor flexibilidad hacia Irán.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su equipo están planeando una apertura hacia ese país, un cambio de énfasis con el fin de persuadir a los iraníes a que abandonen su programa de enriquecimiento de uranio.

Según Nick Childs, también analista de la BBC, el anuncio de Brown parece un intento por cambiar el lenguaje de las superpotencias en el tema nuclear con Irán.

Según afirma el último informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), presentado en febrero de este año, Irán continúa enriqueciendo uranio aunque no al mismo ritmo que antes.

Luego de una inspección detallada, la OIEA determinó que Irán ha acumulado más de 1.000 kilos de uranio de bajo enriquecimiento. Esta cantidad es suficiente, dicen algunos científicos, para crear una bomba nuclear. Sin embargo, para ello, necesita ser aún más enriquecido.

Irán siempre ha mantenido que todas sus actividades nucleares tienen finalidades pacíficas.

Problema mayor

Aún queda por ver, aclara Marcus, cómo interpretará Irán este nuevo giro, si como un estímulo o como una amenaza. Pero, como dejó en claro Brown, Irán es sólo un caso en una problemática mucho más amplia.

La única manera de cumplir con los objetivos establecidos para frenar el cambio climático es ampliando el uso de la energía nuclear con fines civiles, argumenta Brown.

Y según los expertos, la maquinaria alrededor de la no-proliferación ya está mostrando "grietas" y muchos analistas argumentan que sencillamente no se puede seguir jugando el rol de policía, en un mundo donde muchos países comenzarán a inclinarse por la opción de la energía nuclear.

Vea también: ¿Cómo se hace una bomba nuclear?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.