Chechenia ya no es peligrosa para Rusia

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, dijo este viernes que la vida en la república musulmana de Chechenia está volviendo a la normalidad y que puede ser el momento de terminar con las restricciones de seguridad impuestas por Rusia durante casi 10 años.

Image caption Medvedev dijo que puede ser el momento de acabar con las restricciones en Chechenia.

Entre las restricciones figuran el toque de queda, los bloqueos de rutas y las ocasionales redadas en búsqueda de personas sospechosas de ser combatientes islámicos.

"La situación en Chechenia se ha normalizado en gran medida", declaró Medvedev en la televisión estatal.

"Debemos crear nuevas posibilidades para la inversión y el empleo", agregó.

Para el corresponsal de la BBC en Moscú, Rupert Wingfield Hayes, las palabras de Medvedev significan que Rusia está punto de declarar oficialmente el fin de la segunda guerra en Chechenia.

Reconstrucción

Su alocución se produjo luego de la conversación que mantuvo con el jefe del Servicio de Seguridad Rusa, Alexander Bortnikov.

Image caption Chechenia sufrió dos guerras debido al enfrentamiento entre separatistas y Moscú.

Chechenia sufrió dos guerras debido al enfrentamiento entre separatistas y Moscú.

Mientras que ambos funcionarios se pronunciaron a favor de relajar las restricciones en Chechenia, Medvedev advirtió, sin embargo, que la lucha contra lo que él denominó terrorismo podría no acabar o menguar, en una aparente referencia a la situación en las repúblicas sureñas de Ingusetia y Daguestán, vecinas de Chechenia.

Las fuerzas rusas han llevado a cabo dos grandes campañas militares en Chechenia en contra de los rebeldes separatistas desde el colapso de la Unión Soviética.

La actual administración de Chechenia, liderada por el ex rebelde Ramzan Kadyrov, ha sido criticada por grupos de derechos civiles por la manera en que ha lidiado con sus opositores políticos.

El corresponsal de la BBC dice que desde hace ya varios años no se dan hechos de violencia a gran escala en Chechenia y que se está llevando a cabo una gran tarea de reconstrucción.

Pero, "la violencia no ha finalizado, sino que se ha trasladado a las repúblicas musulmanas vecinas de Daguestán e Ingusetia", observa el corresponsal.

La semana pasada, 21 personas murieron en tres días de enfrentamientos entre las tropas rusas y los rebeldes en las montañas de Daguestán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.