Apoyo árabe a presidente de Sudán

Los líderes de los países árabes concluyeron este lunes su cumbre en Doha, Qatar, con un fuerte mensaje de apoyo al presidente de Sudán, Omar al-Bashir, quien enfrenta una orden de arresto internacional por acusaciones de haber cometido crímenes de guerra en Darfur.

La Liga Árabe reafirmó su solidaridad con Sudán.

Una declaración final de la XXI Cumbre de la Liga Árabe rechazó la orden emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) y reafirmó su solidaridad con Sudán.

"Respaldamos a Sudán en todo lo que pueda afectar a su integridad, unidad y estabilidad", agregó el documento.

El presidente Bashir agradeció el respaldo de los líderes presentes y aseguró que la orden en su contra "apunta contra la unidad nacional de Sudán".

El mandatario sudanés prometió además tomar acciones para resolver los problemas de su país: "Intentaremos hacer todo lo que podamos para alcanzar la paz en todo Sudán".

Acuerdos y desacuerdos

Al principio de la reunión, el presidente sirio, Bashar al-Assad, consideró que los que "cometieron masacres y atrocidades en Palestina, Irak y Líbano" deberían ser arrestados primero.

Image caption Gadafi dijo que está listo para la reconciliación con el rey saudita.

Muchos de los estados africanos, además de China -aliado clave de Jartum-, pidieron a la CPI que suspenda el procesamiento en contra de Bashir con el argumento de que el caso podría afectar los esfuerzos de paz en Darfur.

La declaración final de la cumbre también advirtió a Israel que se le acaba el tiempo para beneficiarse de una oferta árabe formulada hace siete años en que se le ofrecía el reconocimiento a su existencia por parte de todos los países árabes a cambio de la retirada israelí a todas las fronteras anteriores a la guerra de 1967.

Desde Qatar, Katya Adler, de la BBC, informó que el encuentro también estuvo marcado por las críticas que lanzó el presidente libio, Muamar Gadafi, al rey saudita Abdalá y la ausencia del presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien habría faltado por sus aparentes desacuerdos con la posición de Qatar durante el reciente conflicto en la Franja de Gaza.

Temas clave

La cumbre de la Liga Árabe finalizó el lunes en la noche en vez del martes como estaba previsto.

Image caption El gran ausente fue el presidente de Egipto.

Adler afirmó que esta es una posible muestra de las profundas diferencias que dividen a los líderes árabes.

En el mundo árabe se considera de suma importancia en este momento que haya un entendimiento entre sus líderes, especialmente frente a dos asuntos relevantes.

Uno de ellos es el casi seguro surgimiento de un nuevo gobierno de derecha en Israel, cuyo compromiso con la premisa de paz con los palestinos -la coexistencia de dos Estados vecinos- parece estar en duda.

El otro tema crucial es rol de Irán. Arabia Saudita y otras naciones árabes sunitas temen que el protagonismo iraní se refuerce luego de que el presidente estadounidense, Barack Obama, se manifestara en favor de abrir un canal de diálogo con Teherán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.