Israel: abusos en Gaza son "rumores"

Basados en rumores, dice Israel
Image caption Israel dice que los relatos de los supuestos abusos están basados en "rumores".

El ejército de Israel dio por terminada su investigación sobre presuntos abusos cometidos por sus efectivos durante la ofensiva en la Franja de Gaza de enero pasado.

El brigadier general Avichai Mendelblit dijo que los informes sobre conductas inapropiadas de los soldados estaban basados en "rumores" y no en relatos de testigos presenciales.

Hace poco menos de dos semanas, el diario israelí Haaretz reprodujo conversaciones de militares que participaron en la ofensiva en Gaza, conocida como "Plomo fundido".

Según esos diálogos, hubo efectivos que mataron a civiles palestinos y destruyeron propiedades de manera intencionada siguiendo órdenes de combate permisivas.

Lea: Israelíes admiten abusos en Gaza

Uno de los soldados citados describió cómo un francotirador le disparó a una mujer y a sus dos hijos. Otro dijo que se ordenó matar a una anciana.

Los efectivos narraron sus experiencias en una academia militar israelí, durante un seminario organizado para nuevos reclutas.

"Daño"

Image caption Más de 1.400 palestinos, muchos de ellos civiles, murieron durante la ofensiva israelí.

Sin embargo, Mendelblit insistió en que se trataba sólo de versiones no comprobadas y dijo que su difusión ha causado un daño considerable a la imagen del ejército israelí.Con todo, grupos de derechos humanos criticaron duramente la conclusión de la investigación sobre lo ocurrido en la Franja de Gaza, a la que calificaron de "sesgada" y "precipitada".

El cierre de la indagación se produjo poco antes de que el líder de la derecha de Israel, Benjamin Netanyahu, asuma como primer ministro.

Netanyahu ocupará este martes el cargo por segunda vez luego de un intervalo de diez años.

La operación en la Franja de Gaza se desarrolló entre el 27 de diciembre y el 18 de enero, y dejó un saldo de 1.400 palestinos muertos y más de 5.000 heridos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.