Récord de latinos naturalizados en 2008

Hispanos en Los Angeles
Image caption La mayoría de quienes accedieron este año a la ciudadanía residen en los estados de California y Florida.

Casi la mitad de quienes obtuvieron la ciudadanía estadounidense en el último período fiscal son hispanos, una cifra histórica en un año que también fue récord en el número total de naturalizados.

Según el Reporte Anual de la Oficina de Estadísticas Migratorias de Estados Unidos, entre abril de 2008 y marzo de 2009 fueron naturalizadas 1.046.539 personas, la cifra más alta registrada hasta el momento.

De ellos, alrededor del 44% son latinos, una proporción que tampoco tiene precedentes históricos.

México -con 231.815 personas- es el país que individualmente más ha contribuido a este incremento en todo el mundo, seguido de India, Filipinas y China.

Cuba, El Salvador, República Dominicana, Colombia, Nicaragua y Guatemala se encuentran entre los países latinoamericanos que han "exportado" más ciudadanos a Estados Unidos.

Varias razones

"Esto es algo emocionante", dijo a BBC Mundo Erika Bernal, directora de Programas de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO, por sus siglas en inglés)

"Demuestra en buena medida que nuestra comunidad está lista y quiere participar en el proceso político de la nación que ha adoptado para vivir".

Pero en 2008 también se dieron una serie de condiciones objetivas que contribuyeron a este crecimiento histórico de las naturalizaciones.

El anuncio de un drástico aumento del precio para las solicitudes de ciudadanía -que prácticamente se duplicaría, pasando a costar casi US$700 dólares- sin duda apuró a muchos para presentarse antes de que los cambios comenzaran a regir.

El año pasado fue un año políticamente cargado debido a la campaña presidencial, y con ello creció también el interés por influir en la dirección de muchas de las reformas que marcarán el futuro de los latinos en Estados Unidos en los próximos años.

Aún quedan muchos

Pero los números tambien responden a un intenso trabajo de las organizaciones hispanas para movilizar a la comunidad y hacer oir sus necesidades.

Ellie Klerlein, estratega nacional de campaña del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), la mayor organización hispana en el país, asegura que los próximos años confirmarán la tendencia.

"Aunque enfrentamos algunos factores contraproducentes, como es es la actual situación económica, el compromiso de los latinos en Estados Unidos seguirá en aumento".

La proporción de hispanos naturalizados muestra un crecimiento sostenido en los últimos cinco años: de un 27% del total en 2003, a un 30% en 2006, y finalmente el récord 44% del Año Fiscal 2008.

La mayoría de quienes accedieron este año a la ciudadanía residen en California y Florida, este último un estado que acaba de desalojar a Nueva York del segundo lugar que ocupaba hasta ahora.

Es difícil, sin embargo, tener un número preciso de cuántos hispanos están en condiciones de acceder a la ciudadanía y aún no iniciaron el trámite.

NALEO estima que la cifra podría llegar a los cuatro o cinco millones.

Y si finalmente se concreta este año la reforma migratoria integral prometida por el presidente Barrack Obama en su campaña, en la siguiente década habrá seguramente otro salto histórico de ciudadanos hispanos.

Tanto el NCLR como NALEO, junto a varios medios de comunicación hispanos en el país, han estado promoviendo la movilización de la comunidad hispana en este sentido.

Quien no es contado no cuenta

Estas mismas organizaciones lanzarán la semana próxima la campaña "Ya es hora. ¡Hágase contar!" con el objetivo de alentar a los latinos -indocumentados o no- para que sean registrados por el censo 2010.

En el último conteo nacional de 2000 se estima que millones de hispanos evitaron a los censistas, temerosos de revelar su situación migratoria irregular.

Este defecto resultó políticamente dañino para la comunidad, debido a que en base a los datos censales se diseñan los distritos electorales y se asignan las partidas presupuestarias para escuelas, hospitales, carreteras y demás servicios públicos.

Para Erika Bernal, es necesario que el crecimiento de la comunidad sea visible.

Aún con las omisiones mencionadas más arriba, el censo de 2000 contabilizó 35,2 millones de hispanos, entonces un 12,5% de la población total del país.

La dirigente de NALEO señaló que hay más de 5000 funcionarios hispanos electos, lo que equivale a alrededor del 1% de los puestos políticos en Estados Unidos.

"Allí hay una oportunidad para crecer", dijo Bernal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.