Nuevo retrato de indocumentados en EE.UU.

El rápido crecimiento del número de extranjeros con residencia ilegal en Estados Unidos parece haberse detenido, pero los que ya están en el país se han dispersado, han formado familia y tienen, mayoritariamente, hijos estadounidenses.

Image caption Casi la mitad de los inmigrantes indocumentados vive en cuatro estados: California, Texas, Florida y Nueva York.

Este panorama surge de un análisis realizado por el Centro Hispano Pew -un grupo de estudio sin filiación partidaria basado en Washington- a partir de los últimos datos provistos por la Oficina del Censo.

Tras crecer vertiginosamente entre 1990 y 2006, la cantidad de inmigrantes indocumentados en el país se estabilizó alrededor de los 12 millones.

En los últimos años, en cambio, el número de niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados se expandió rápidamente de 2,7 millones en 2003 a cuatro millones en 2008.

Actualmente, 73% de los hijos de inmigrantes sin residencia legal son ciudadanos estadounidenses por nacimiento.

La cantidad de niños indocumentados en el mismo período se ha mantenido constante cerca de los 1,5 millones.

Hogares jóvenes

Mark Hugo López, director asociado del Centro Hispano Pew, le explicó a BBC Mundo que otro de los hallazgos más relevantes se refiere a la composición familiar.

"Casi la mitad de los hogares de inmigrantes indocumentados están compuestos de una pareja con hijos", señaló.

Esto se da sólo en 21% de los casos para los estadounidenses nativos y en 35% de los residentes legales.

La diferencia responde fundamentalmente a la composición relativamente más joven de la población que decide emigrar ilegalmente al país.

Pero un tercio de los niños en estos hogares son considerados pobres, el doble con respecto al promedio estadounidense.

Migración interna

Aproximadamente la mitad de los inmigrantes indocumentados vive en cuatro estados: California, Texas, Florida y Nueva York.

El estudio confirma, sin embargo, un patrón de dispersión hacia destinos no tradicionales como Colorado, Nevada, Georgia y Carolina del Norte.

En 1990, 42% de los inmigrantes indocumentados vivían en California. En 2008 esta cifra bajó a sólo 22% del total.

Paralelamente, una agrupación de 28 estados con alto índice de crecimiento alberga ahora 32% de extranjeros con residencia ilegal, muy por encima del 14% que tenían en 1990.

"La evolución de la economía ha sido claramente el motor tras estos cambios, tanto en la cantidad como en la movilidad", explicó López, el director del Pew.

Como el censo no pregunta sobre el estatus migratorio de las personas, las estimaciones sobre el número de inmigrantes indocumentados se realiza restando los datos oficiales sobre extranjeros con residencia legal al número de los que declaran haber nacido fuera del país.

Lea: Reforma migratoria "se pagaría a sí misma"

Contenido relacionado

En otros sitios BBC

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.