Las dos Coreas sobre el terreno

Juagadores de Corea del Norte y Corea del Sur se disputan el balón
Image caption El deterioro de las relaciones diplomáticas entre los dos países se vive sobre el terreno de juego

Las selecciones de fútbol de Corea del Norte y Corea del Sur jugaron este miércoles un partido clasificatorio para la Copa del Mundo de Sudáfrica de 2010.

El encuentro, ganado por 1-0 por los surcoreanos, se produce en un momento en el que la tensión entre los dos vecinos se ha incrementado.

Corea del Norte tiene planeado lanzar un cohete en los próximos días para, según alega, poner en órbita un satélite de comunicaciones.

Pero Seúl y sus aliados aseguran que Pyongyang intenta probar un misil de largo alcance que tendría capacidad de alcanzar Alaska.

Lea: Tensión con Corea del Norte por cohete

Los dos equipos nacionales se han encontrado en diversas ocasiones este año en partidos clasificatorios de la Copa del Mundo.

Sin duda, el empeoramiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países se ha trasladado al terreno de juego.

Territorio neutral

De hecho, los partidos que deberían haberse jugado en Corea del Norte se trasladaron a territorio neutral en Shangai, ya que los funcionarios de Pyongyang prohibieron que sonara el himno de Corea del Sur o se ondeara su bandera en territorio norcoreano.

Las relaciones entre los dos países se han deteriorado desde que un nuevo gobierno conservador asumió el poder en Seúl el pasado año.

El último enfrentamiento deportivo se ha producido con el transfondo del lanzamiento del misil, previsto para entre el 4 y el 8 de abril.

Corea del Sur, Japón y EE.UU. han amenazado con hacer que Naciones Unidas apruebe nuevas sanciones contra Pyongyang si llega a producirse el lanzamiento.

Según los planes de los norcoreanos, la trayectoria del proyectil pasaría sobre Japón, lo que ha hecho que Tokio haya activado su escudo interceptor de misiles.

Lea: Tokio se escuda de Corea del Norte

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.