Italia despide a sus víctimas

Una mujer despide en L'Aquila a una de las víctimas del sismo
Image caption El viernes será declarado día de luto nacional en Italia.

Los italianos comenzaron a enterrar a las víctimas del terremoto que sacudió el lunes la región de Abruzzo, que ascienden ya a 260, según confirmó el Gobierno.

Otras 18.000 personas se quedaron sin hogar y pasan la noche en campamentos, hoteles o casas de familiares.

El obispo de L'Aquila, Giuseppe Molinari, oficiará el viernes un funeral de Estado para despedir a los fallecidos, aunque ya se celebran otros en las afueras de la afectada ciudad de L'Aquila.

El viernes será declarado día de luto nacional.

Giorgio Napolitano, presidente de la República, acudirá el jueves a esta ciudad, la localidad más afectada por el sismo de 6,3 grados Richter y por los temblores sucesivos.

Lea: Italia tiembla de nuevo

También el Papa Benedicto XVI anunció que visitará la zona devastada "lo antes posible".

La esperanza de encontrar nuevos sobrevivientes bajo los escombros se disipa conforme va pasando el tiempo.

Una vecina de L'Aquila, Antonella Massi, narró la desesperación de los habitantes ante la pérdida de familiares y amigos.

"La ciudad se redujo a escombros con más de 40 muertos, muchos de ellos jóvenes", dijo. "Se perdió toda una generación".

Saqueos

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan ahora los servicios de emergencia son los saqueos de comercios y casas.

El primer ministro, Silvio Berlusconi, anunció la introducción en el código penal italiano de un nuevo tipo de delito que castigue "severamente" este tipo de actos, además de enviar soldados para vigilar los lugares abandonados.

Berlusconi también provocó una polémica al comparar en una entrevista la situación de 17.000 personas sin hogar, que duermen en un campamento levantado provisionalmente en L'Aquila, con "un fin de semana de cámping".

Solidaridad

Mientras, los italianos quisieron demostrar su solidaridad con las víctimas. Universidades y medios de comunicación realizaron colectas para socorrer a los habitantes de Abruzzo.

De las 8.500 personas que participan en las labores de rescate, 3.000 son voluntarios.

También la Federación de Fútbol Italiana mostró su deseo de ayudar a los afectados. Algunos equipos donarán este fin de semana parte del dinero recaudado en los partidos de liga, y el equipo nacional podría jugar un partido benéfico en la región para recaudar fondos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.