Francia: rechazan ley antipiratería

El Parlamento francés rechazó un proyecto de ley para vetar el acceso a internet a personas acusadas de descargar ilegalmente música o películas, el cual podría haber sentado un precedente a escala mundial.

Image caption El proyecto permitía reclamarle a los proveedores de internet la identificación de los usuarios.

Contra todas las previsiones, la iniciativa denominada "Protección de los derechos en internet" fue rechazada por una mayoría de diputados este jueves, horas después de haber obtenido la aprobación del Senado.

En medio de una fuerte polémica, la negativa de la Asamblea Nacional supone un revés para el gobierno del presidente Nicolas Sarkozy, quien aseguraba que el proyecto protegería la "riqueza cultural" de Francia.

El proyecto era considerado uno de los más estrictos del mundo contra la piratería en internet, y contaba con el apoyo de compañías discográficas y cinematográficas locales y multinacionales.

El gobierno francés anunció que insistirá con la iniciativa.

El proyecto

El texto rechazado por los diputados permitía a una comisión gubernamental reclamar a las empresas proveedoras de acceso a internet la identificación de los usuarios sospechosos de realizar descargas ilegales.

Image caption El proyecto de ley fue pudo haber sentado un precedente a nivel mundial.

El proyecto establecía que, si se seguían detectando este tipo de actividades por parte del mismo cliente luego de dos advertencias, la comisión podía cortar su acceso a la red por un período de dos meses a un año.

La iniciativa establecía, además, que los internautas castigados con la suspensión del acceso a internet debían seguir pagando a su proveedor del servicio como clientes regulares.

Esta última disposición, calificada como "doble pena" por sus críticos, generó el rechazo de los diputados que inicialmente habían apoyado la idea de suspender el acceso a internet a quienes realicen descargas ilegales.

El voto

El proyecto de ley fue acordado por una comisión de senadores y diputados el martes, pero al someterse a votación definitiva este jueves en la Asamblea Nacional (cámara baja) fue rechazado por 21 votos en contra y 15 a favor.

Varios diputados estuvieron ausentes durante la votación, en la que dos miembros de la mayoría legislativa del gobierno se unieron a la oposición de izquierda contra el proyecto.

Roger Karoutchi, el ministro encargado de las relaciones con el Parlamento, anunció de inmediato que en las próximas semanas se presentará una versión corregida de la iniciativa.

Sin embargo, el Partido Socialista reclamó al gobierno que renuncie definitivamente a la aprobación del proyecto de ley.

¿Ejemplo?

En la última década, la lucha contra la pirtatería en la red ha sido una obsesión de las grandes sellos de música y productoras de cine en todo el mundo, pero hasta ahora los resultados han sido escasos.

Las grandes compañías del entretenimiento creían que la propuesta del gobierno francés podía servir de ejemplo para que otros países adoptasen medidas similares de castigo.

Para justificar su proyecto, el gobierno francés sostuvo que el país está a la cabeza mundial en número de descargas ilegales en internet, con cerca de 1.000 millones al año, y calculó que podría cortar esa cifra hasta en un 80%.

Polémica

Sin embargo, la iniciativa alarmó a distintas organizaciones que la veían como una potencial amenaza contra el derecho a la privacidad de los internautas.

"La cuestión del uso ilegal de internet y la piratería es una cosa, y la vigilancia de los internautas es otra", dijo el presidente de la Liga Francesa de Derechos Humanos, Jean-Pierre Dubois, en diálogo con BBC Mundo.

Dubois aclaró que su organización analiza cuál debe ser el correcto balance entre la protección de los derechos de autor en internet y la defensa de la privacidad de las personas.

Una encuesta de la empresa IFOP publicada el miércoles indicó que 60% de los internautas franceses desaprueban las medidas contenidas en el proyecto de ley.

Esta semana, 13 personalidades del cine europeo, incluidas Catherine Deneuve, Chiara Mastroianni y Victoria Abril, reclamaron en el diario Libération que se abandone el proyecto, cuya constitucionalidad pusieron en duda.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.