Kosovo: revelan crímenes de guerra

Bandera de Albania. Foto de archivo: 1999
Image caption Bandera de Albania enarbolada por miembros del Ejército de Liberación de Kosovo (KLA), en marzo de 1999.

Una investigación de la BBC encontró evidencia de que los rebeldes del Ejército de Liberación de Kosovo (KLA), cuyo jefe político era el actual primer ministro de ese país, Hashim Thaci, cometieron violaciones de los derechos humanos en la década de los años 90.

Thaci, también conocido como la "Serpiente" durante sus días como combatiente, fue líder del grupo guerrillero que luchó contra las fuerzas serbias. Después, esa agrupación se convirtió en el Partido Democrático de Kosovo (PDK).

Según la investigación de la BBC, el KLA secuestró a civiles en Kosovo, los maltrató y en algunos casos los asesinó.

Fuentes le dijeron a la BBC que, durante y después de la guerra que terminó en 1999, hubo unos 2.000 desaparecidos, entre ellos serbo-kosovares, albaneses y gitanos.

Thaci, quien ha rechazado las acusaciones en su contra, dijo que era consciente de que, tras el conflicto, individuos habían "abusado de los uniformes del KLA".

Sin embargo, afirmó que los rebeldes habían tomado distancia de las violaciones a los derechos humanos y añadió que esos abusos eran "mínimos".

Testimonios

Image caption Testigos señalan que algunas víctimas del KLA están enterradas en el cementerio Kukes, de Albania.

La investigación de la BBC también analizó denuncias sobre la detención y asesinato de algunas personas en Albania para extraerles sus órganos.

La BBC también indagó sobre denuncias de la supuesta destrucción por parte del Tribunal Penal Internacional para Crímenes de Guerra de la ex Yugoslavia de evidencia recogida por funcionarios de las Naciones Unidas en Albania.

Un albanés de Kosovo que fue detenido por el KLA en la prisión Kukes aceptó conversar con la BBC, pero con la condición de que su nombre se mantuviera en el anonimato. Su familia teme por su vida.

"Ellos maltrataban a la gente en el corredor", señaló. "Entraban a las celdas, en grupos de cinco o seis individuos, a interrogarnos. Usaban cuchillos, pistolas y rifles automáticos".

Su testimonio confirma que integrantes de diferentes grupos étnicos -incluyendo a los serbios- fueron detenidos en esa prisión, ubicada en el norte de Albania.

"Cuando una persona era maltratada, gritaba ‘Oh madre' en su propio idioma".

"La noches eran muy tranquilas. Por eso, se podía escuchar a la gente gritando mientras era golpeada".

Las fuentes en Kukes sugieren que hasta 18 prisioneros detenidos en ese lugar fueron asesinados.

Velas

En la frontera oeste de Kosovo, en Prizren, Brankica Antic enciende una vela por su esposo Zlatko.

Son muchas personas las que, como ella, encienden velas por los familiares que desaparecieron durante el conflicto armado en los Balcanes.

Image caption Las familias encienden velas por sus seres queridos.

Brankica, una serbo-kosovar, contó que su esposo fue secuestrado en julio de 1999 en Prizren por hombres vestidos con uniformes del KLA.

El incidente sucedió, según su testimonio, en julio de 1999, seis semanas después del fin de la guerra, cuando las fuerzas de paz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se habían desplegado en Kosovo.

De acuerdo con la tradición ortodoxa serbia, en el monasterio del Santo Arcángel, cerca de Prizren, hay velas colocadas por los seres queridos de los feligreses.

Los cirios de arriba están encendidos por quienes viven y los de abajo, por quienes fallecieron.

La vela que recuerda a Zlatko está en la parte superior.

"Nosotros siempre prendemos velas por la salud y el bienestar (de los desaparecidos) y seguiremos haciéndolo hasta que sus cuerpos sean hallados. Sabemos, de hecho, que ellos se han ido", aseguró Brankica.

Desaparecidos

Zlatko es uno de los aproximadamente 400 serbo-kosovares que fueron raptados al término de la guerra y cuyo paradero aún se desconoce, según información suministrada por la Asociación de Familiares de los Desaparecidos en Serbia.

También se ignora el destino de otros 150 serbo-kosovares que desaparecieron durante la guerra.

Por otra parte, 1.500 albano-kosovares siguen sin ser hallados desde la guerra, cuando fuerzas de seguridad serbias llevaron a cabo atrocidades documentas contra la mayoría albanesa.

Cientos de cuerpos fueron hallados en fosas comunes en Serbia.

Nuestra investigación demuestra que los rebeldes de KLA también también son responsables de las violaciones de los derechos humanos.

Contenido relacionado