Irak: y su laberinto

Soldado en Irak
Image caption Barack Obama ha aceptado que todavía hay mucho por hacer en Irak.

La policía iraquí informó que un ataque suicida perpetrado en un centro de entrenamiento de seguridad en Habania, en la provincia de Anbar, en el oeste de Irak mató a 16 personas y dejó 50 heridas.

Según informes, el atacante entró al restaurante ubicado dentro de la base y detonó la bomba.

Luego de la invasión estadounidense en 2003, la provincia de Anbar se convirtió en un bastión de al-Qaeda, pero desde 2006 ha sido una zona relativamente tranquila.

Aún no está claro si entre las víctimas existen tropas estadounidenses, pero ciertamente el registro del número de ataques ha ido en aumento.

Ataque en Kirkuk

El ataque en Habania ocurrió luego de que el día de ayer un automóvil cargado de explosivos estallara en un distrito residencial en la ciudad de Kirkuk, situada a 250 kilómetros al norte de Bagdad, frente a un autobús que trasladaba agentes de policía.

El coche bomba causó la muerte de 11 policías y otras 23 personas, en su mayoría civiles, resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad.

Kirkuk se encuentra en el corazón de la industria petrolera iraquí y está divida en tres grupos que se disputan el poder: árabes, kurdos y turkmenos.

Además, el sábado pasado un atacante suicida mató al menos a nueve personas y dejó más de 30 heridas en un atentado contra una milicia aliada de Estados Unidos al sur de Bagdad.

¿Hacia dónde va Irak?

En meses recientes, políticos iraquíes y oficiales del ejército estadounidense expresaron su confianza en que el país finalmente tomaba el rumbo correcto. En el mes de enero murieron 191 iraquíes, la cifra mensual más baja desde el inicio de la invasión.

Sin embargo, la supuesta tendencia parece estar cambiando según lo indica el incremento en el número de ataques y de víctimas.

Mike Sergeant corresponsal de la BBC en Bagdad, indica que no es posible sacar conclusiones precisas con los eventos de los últimos días.

Sin embargo, los ataques bomba perpetrados en febrero y marzo de este año han sido muy violentos y se han cobrado más de 200 vidas cada mes.

"Demasiado optimismo"

Image caption De las 140.000 tropas de EE.UU. 50.000 permanecerán en Irak.

"Aquellos políticos que creen que el 'problema' de Irak ha sido resuelto, posiblemente ya comenzaron a preocuparse y se han dado cuenta de que fueron demasiado optimistas y simplificaron un tema muy complicado", afirmó Sergeant.

En enero, cuando las elecciones provinciales se llevaran a cabo de manera pacífica, se respiró cierto aire de tranquilidad en el país.

Los comicios se realizaron después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciara el retiro de tropas previsto para agosto próximo.

Según el plan de Obama para "acabar la guerra", de los 140.000 soldados estadounidenses, 50.000 permanecerán en Irak.

"Intentos desesperados"

Los ataques han causado preocupación especialmente en el marco del fin de operaciones de EE.UU. que se avecina.

Sin embargo, el ejército estadounidense se refiere a los ataques más recientes como intentos desesperados de los grupos vinculados a Al-Qaeda por mantener su importancia, ya que los insurgentes están cada vez más marginados de la sociedad y la política iraquíes.

Ése bien podría ser el caso, pero todavía es difícil de afirmar que pueda mejorarse la situación de la seguridad en el país, afirmó Sergeant.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.