Última actualización: miércoles, 22 de abril de 2009 - 08:32 GMT

Reto al partido de Mandela

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Jacob Zuma, un controvertido político que ha enfrentado cargos por violación sexual y corrupción, va camino a convertirse en el próximo presidente de Sudáfrica en las elecciones de este miércoles.

Pero la controversia en torno al candidado del gobernante Congreso Nacional Africano, el CNA, no es la única razón por la que estos comicios han llamado la atención de la opinión pública internacional.

Los analistas coinciden en que el CNA, el partido de Nelson Mandela, enfrenta su mayor desafío desde su llegada al poder hace 15 años. Aunque se da por descontado que ganará con aproximadamente 60% de los votos, por primera vez desde 1994 parece estar en juego la mayoría de dos tercio que tiene en el parlamento.

"Éstas son unas elecciones pivotes", le señaló a la BBC Mark Gevisser, historiador sudáfricano y autor de varios libros.

"Por primera vez, el movimiento de liberación que representó el CNA se presenta dividido a estas elecciones. Aún cuando el Congreso Nacional Africano de seguro ganará por una buena mayoría, de todas maneras muchos votantes negros, jóvenes y de clase media, no votarán por este partido. O sea que esto podría marcar el comienzo del fin de su hegemonía", dice Gevisser.

Zuma "la víctima"

Las estadísticas electorales

  • 23 millones de electores registrados.
  • 9.130 candidatos- 3,511 mujeres.
  • 2.000 soldados han sido desplegados para garantizar seguridad.
  • 4.000 observadores electorales.

Parte de las fuertes divisiones que se han generado en torno a estos comicios giran en torno a Jacob Zuma, y las acusaciones que ha enfrentado ante la justicia.

A Zuma se le acusó primero de corrupción, pero un juez desestimó el caso.

Luego fue sometido a la justicia por violación sexual, pero un tribunal dictaminó que la supuesta víctima había aceptado tener relaciones sexuales. En 2008 enfrentó nuevas acusaciones de corrupción, pero los fiscales abandonaron los cargos en su contra alegando que hubo interferencia política en el caso.

Quienes apoyan a Jacob Zuma señalan que éste fue víctima de una conspiración política encabezada por el ex presidente Thabo Mbeki y su círculo para destruir sus posibilidades de convertirse en nuevo presidente.

Sus críticos cuestionan el veredicto y consideran que la victoria legal de Zuma muestra que Sudáfrica "se está convirtiendo en una república bananera".

Nuevos actores políticos

Campaña electoral en Sudáfrica

Jacob Zuma tiene gran apoyo entre los sectores más pobres de Sudáfrica.

Estos comicios son diferentes, además, por que el Congreso Nacional Africano enfrenta más oposición que nunca.

Uno de esos partidos opositores es el Congreso del Pueblo, que surgió de las filas del CNA luego de que éste obligara a Thabo Mbeki a dimitir como resultado de la lucha de poder con Jacob Zuma y sus seguidores.

Algunos analistas señalan que el COPE ha cambiado el panorama político de Sudáfrica.

"Por primera vez hay una generación de nuevos votantes que no creció a la sombra de un movimiento de liberación y considera que el Congreso Nacional Africano no los representa. Es un gran número de votantes, que tiene un peso simbólico, que van a votar por COPE, no por el partido de sus padres", le dice a la BBC Mark Gevisser.

Otros partidos opositores, como la Alianza Democrática, también han presentado renovado vigor.

El surgimiento de nuevos actores políticos ha llevado a que más personas que nunca se inscriban por primera vez en el registro electoral, elevando el total de potenciales votantes a 26 millones.

Promesas incumplidas

El relativo auge de la oposición es resultado en parte del descontento de una parte de la población, particularmente en relación a los elevados índices de criminalidad.

Sudáfrica tiene uno de las tasas de asesinatos más altos del mundo.

El líder opositor Mangosuthu Buthelesi, del Partido Libertad Inkatha, de Kuazulu Natal, la mayor provincia del país, señala que Sudáfrica está cansada de las promesas incumplidas.

"Tantas personas no tienen empleo", señala Buthelesi, quien acusa al CNA de "15 años de fracaso en el gobierno".

Sin embargo, las cifras oficiales indican que durante estos quince años el gobierno ha implementado programas sociales que incluyen ingresos en efectivo para 12,5 millones de personas y viviendas de bajo costo para 10 millones de personas.

Además, la mitad de las escuelas son ahora completamente gratis y un 80% de la población tiene servicios de electricidad y agua.

Llamado de Zuma

Campaña de la oposición en Sudáfrica

Por primera vez, un partido que surgió de las filas del CNA plantea retos para el Partido de Mandela.

Horas antes de que abrieran los centros de votación, Jacob Zuma, hizo un llamado a la población para que vote "en masa".

Zuma señaló que el surgimiento de nuevos actores políticos "ha infundido nuevo vigor" a las filas de su partido. Destacó que estas son las elecciones "más emocionantes" que su partido ha tenido que enfrentar desde 1994.

Los sondeos de opinión señalan que el CNA obtendrá el 60% de los votos.

Muchos de los que votarán por Zuma son sudafricanos de clase baja que lo llaman por su nombre tribal "Msholozi", y ven en él a un hombre de extracción campesina que triunfó a pesar de su falta de formación académica. "Si él pudo, por qué no podremos nosotros", dicen.

Pero Zuma levanta pasiones muy encontradas. El propio arzobispo Desmond Tutu ha señalado: "No puedo fingir que estoy encantado de tenerlo como mi presidente".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.