Sudáfrica cuenta los votos

Sudáfrica cuenta por estas horas los votos de la cuarta elección general desde el fin del apartheid (segregación racial), la cual ha tenido una gran participación del electorado, y se espera que los primeros resultados se difundan en las primeras horas de este jueves.

Image caption Nunca antes hubo tantas personas registradas para votar por primera vez.

El horario de la votación debió extenderse en algunas áreas debido a la falta de boletas electorales y a que en algunas urnas ya no cabían más votos.

Largas colas de votantes desafiaron el invierno, esperando su turno en las afueras de los más de 20.000 centros electorales desplegados en todo el país.

El surgimiento de nuevos actores políticos ha llevado a que se inscriban nuevos votantes en el registro electoral, elevando el total de personas habilitadas para sufragar a 23 millones.

Los comicios se desarrollaron en forma pacífica y no hubo reportes de violencia.

Elecciones competitivas

Se prevé que estas elecciones sean las más competitivas desde el fin del apartheid en 1994, pero el gobernante partido Congreso Nacional Africano (CNA), liderado por Jacob Zuma, es el favorito en las encuestas.

Zuma es un controvertido político que ha afrontado cargos de violación sexual y de corrupción -por los que fue absuelto- y va en camino a convertirse en el próximo presidente de Sudáfrica.

Peter Biles, corresponsal de la BBC en Pretoria -la capital administrativa del país-, señaló que a pesar de que los primeros resultados serán dados a conocer este jueves, tomará algo de tiempo antes de que se pueda vislumbrar un claro ganador.

Biles observó que la alta participación electoral, de alrededor de 80%, puede beneficiar al CNA, aunque a la agrupación de Nelson Mandela le va a costar retener la mayoría de dos tercios de los asientos que ostenta en el Parlamento.

Además del CNA, los otros partidos que compiten en estas elecciones son el Congreso del Pueblo, la Alianza Democrática y el Partido Libertad Inkatha.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.