La gripe en el último siglo

Mexicanos vistiendo máscaras para evitar brote de gripe porcina.
Image caption Unas veinte personas han muerto de gripe porcina en México pero se investigan otros 80 casos.

El último brote de gripe porcina en México, ha disparado la alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el riesgo de pandemia global. La organización ha señalado que el mundo está mejor preparado para afrontar situaciones de este tipo, pero también ha dejado claro que es necesario mantener la vigilancia.

La preparación que afirma la OMS se basa en la experiencia que el mundo ha tenido ante diferentes brotes o pandemias de influenza. La mayoría no pasaron de ser brotes o alertas, otras fueron más letales, como la llamada gripe española, que entre 1918 y 1919 dejó alrededor de 50 millones de muertos en todo el mundo.

BBC Mundo hace un recuento de cómo la gripe ha afectado a la humanidad en la historia reciente.

La gripe española

Algunos historiadores han calificado a la gripe española como "el mayor holocausto médico de la historia". Los expertos consideran esta pandemia como un caso singular en la historia de la humanidad.

El 40% de la población del mundo fue afectada.

Las consecuencias sociales y médicas fueron mucho mayores que las de la Plaga, en la edad media, o de lo que han sido hasta el momento las del virus del VIH, según dijeron a la BBC investigadores entrevistados para un programa especial sobre la incidencia de la gripe.

Curiosamente, aunque fue allí donde causó el mayor numero de muertos, esta gripe no se originó en España sino en Estados Unidos.

Las crónicas de la época dan cuenta de cómo en el punto más crítico de esta pandemia, las calles de ciudades como Washington D.C., la capital de Estados Unidos, permanecían desoladas.

Hasta los servicios eclesiásticos fueron suspendidos para evitar la aglomeración de personas.

Esta pandemia mató principalmente a adultos jóvenes. La mitad de los fallecidos tenían entre 20 y 40 años, pese a que las víctimas de gripe en general se ubican entre los menores de dos años y personas de la tercera edad.

Los países no estaban preparados para esta enfermedad. Los avances de la medicina eran limitados, y el virus que causó el brote no fue identificado inmediatamente.

Por otra parte, esta pandemia surgió en momentos en que concluía la Primera Guerra Mundial y había un gran desplazamiento de tropas, lo cual contribuyó a expandir el virus.

Participe: ¿Cómo prevenir una pandemia mundial?

La gripe asiática

Image caption Autoridades en todo el mundo están poniendo en marcha planes para evitar el contagio.

Se trató de una pandemia de gripe aviar que se originó inicialmente en China, producto de la mutación de un virus común en patos silvestres que se cruzó con una cepa que afecta a los humanos.

Unas dos millones de personas murieron, la mayoría de ellas en Asia.

El virus fue identificado en China en febrero de 1957 y para abril del mismo año ya se había expandido a Singapur y a Hong Kong.

No mucho tiempo después pasó a Estados Unidos, donde unas 70 mil personas murieron.

Contrario a lo que sucedió con la gripe española, el virus de la pandemia de 1957 fue identificado rápidamente gracias a los avances médicos. Además, se desarrolló una vacuna, aunque de distribución limitada.

Esto impidió que la pandemia tuviera proporciones similares a la de 1918.

La gripe de Hong Kong

La última pandemia global de gripe se produjo de 1968 a 1969. Se trató de la llamada Gripe de Hong Kong, que dejó un millón de muertos.

El virus que causó este brote fue identificado en Hong Kong a inicios de 1968 y, en pocos meses, se expandió por varios otros países.

Sin embargo, la cepa que originó este brote era similar a la de la gripe asiática. Esto, unido a los avances médicos, explican una menor tasa de muerte.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales pusieron en marcha planes de contingencia.

Además, se desarrolló una vacuna, y para esta época ya existían una serie de antibióticos y tratamientos médicos que ayudaron a combatir infecciones secundarias derivadas de la enfermedad.

Otros brotes y alertas

Brote de gripe porcina, 1976. Un soldado de una base militar de Nueva Jersey murió de lo que más tarde sería identificado como gripe porcina.

El caso provocó pánico en Estados Unidos, ya que la cepa que causó la muerte de David Lewis y la hospitalización de cuatro de sus compañeros era similar al virus letal que provocó la gripe española de principios de siglo.

Pruebas médicas realizadas posteriormente arrojaron que 500 soldados de esa base habían sido infectados por la enfermedad.

El virus nunca se expandió más allá de los confines de esa base militar, pero paradojicamente cientos o quizás miles de personas que fueron vacunadas para evitar la enfermedad desarrollaron complicaciones secundarias graves.

Gripe aviar, 1997: El primer caso de gripe aviar, causado por el virus letal conocido como H5N1, fue identificado en Hong Kong en 1997, llegando a afectar a 18 personas, seis de las cuales murieron.

Gripe aviar, 2003: Brotes de la enfermedad, principalmente en Asia, pero también en Europa, surgieron nuevamente en 2003, provocando alertas y copando los titulares de los medios en todo el mundo.

Más de 400 personas han sido infectadas de gripe aviar desde 2003 hasta la fecha, de las cuales 257 han muerto.

Hasta el momento, los infectados han sido personas en contacto con aves o cerdos. Sin embargo, tras el surgimiento de esta cepa letal, los expertos han advertido de los riesgos de una pandemia global de gripe.

Destacan que este virus, además de que causa daños severos en humanos, muestra señales claras de que puede mutar y transmitirse entre humanos.

Gripe porcina, 2009: Este nuevo brote de gripe en México y otros países no es causado por la letal cepa H5N1.

Y aunque aún no se sabe con certeza que tan serio es el problema, el hecho de que se trate de una variante nunca vista del virus H1N1, ha puesto al mundo nuevamente en alerta.

Contenido relacionado