"No podemos bajar la guardia"

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este domingo que no se puede bajar la guardia ante la gripe porcina, a la vez que México aumentó a 22 el número de personas que han muerto a causa del virus.

Image caption La gente de a poco vuelve a las calles; de todas formas, los católicos fueron a una "misa virtual", por televisión.

La OMS indicó que ahora llegan a cerca de 900 los casos confirmados en 18 países.

En México, el secretario de Salud, José Ángel Córdova informó que, tras recibir nuevas confirmaciones de pruebas de laboratorios, el número de muertos en su país había ascendido a 22 y que 568 personas estaban contagiadas con la gripe.

El anuncio se produjo pocas horas después de que el funcionario asegurara que el brote de gripe porcina, que ha desatado temores de una pandemia en el mundo, está en una etapa de declinación en México.

Al ser interrogado sobre las declaraciones del funcionario mexicano, el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gregory Hartl, advirtió: "No podemos bajar la guardia porque existe una alta probabilidad de que regrese".

Hartl agregó que la gripe porcina podría ser estacional y retomar su fuerza cuando las bajas temperaturas vuelvan a azotar América del Norte.

"Creo que deberíamos esperar un poco antes de tomar una decisión definitiva", sostuvo.

"Fase de descenso"

Durante una rueda de prensa este domingo, el ministro de salud mexicano afirmó que el brote de gripe porcina llegó a su pico en México.

Image caption Córdova aseguró que las medidas preventivas han sido efectivas.

Córdova aseguró que "la evolución de la epidemia se encuentra ahora en su fase de descenso".

Los resultados "muestran que la enfermedad ha sido susceptible a los antivirales" y que las medidas preventivas "parecen haber sido efectivas para cortar la transmisión", añadió.

En una entrevista con BBC Mundo, Córdova había aclarado que el virus estaba presente en el vecino del norte, Estados Unidos, desde hacía años.

Lea la entrevista completa

Entre tanto, el gobierno de Colombia confirmó el primer caso de la gripe porcina y las autoridades de El Salvador informaron que dos de los cuatro casos sospechosos de tenerla fueron confirmados.

El corresponsal de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar, explicó que en Colombia existen otros 108 casos sospechosos en observacion, de los cuales cuatro son personas que están hospitalizadas.

"Por ahora ho se ha tomado ninguna medida extrema, salvo pedirle a los estudiantes que tengan gripe común que no vayan a colegios o universidades", agregó Salazar.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe recomendó "tratamiento casero" para las personas que padezcan de gripe común, con el fin de evitar congestiones en los servicios hospitalarios, de tal forma que estos se concentren en los casos que realmente requieran atencion, explicó el corresponsal.

Contra las restricciones

El experto en seguridad alimentaria de la OMS, Ben Embarek, afirmó este domingo que la vigilancia de la influenza debería ser intensificada tanto en seres humanos como en animales, luego de que el gobierno de Canadá informara que cerdos de ese país habían contraído el virus aparentemente a través de un carpintero que había viajado recientemente a México.

Sin embargo, Embarek adelantó que no se emitirán recomendaciones para sacrificar puercos en ninguna parte del mundo y aclaró que las carnes y los derivados de porcino bien cocinados siguen siendo seguros para el consumo.

Previamente, los tres países más afectados por el virus A H1N1 -México, Estados Unidos y Canadá- realizaron una petición conjunta para que el brote de gripe no afecte al comercio mundial.

"Instamos a la comunidad internacional a no usar el brote de influenza A H1N1 como motivo para crear restricciones comerciales innecesarias, y a que las decisiones que se tomen estén basadas en evidencia científica sólida", reza la declaración firmada por los titulares de Agricultura de Canadá, EE.UU. y México, Gerry Ritz, Tom Vilsack y Alberto Cárdenas, respectivamente.

Los tres países se comprometieron a "un continuo control y vigilancia sanitaria, tanto en el sector público como en el privado".

De todas formas, varias naciones, entre ellas China y Rusia, han restringido la importación de productos derivados del puerco.

En Egipto, donde la cría y el consumo de cerdos es exclusiva de la minoría cristiana, las autoridades mandaron sacrificar miles de cabezas, lo que el domingo provocó enfrentamientos entre sus dueños -que quieren evitar que se los lleven- y la policía. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

La decisión del gobierno, criticada por la ONU por "inecesaria y equivocada", fue justificada por El Cairo como "precaución" y, más tarde, como una "medida de salud pública general".

"Discriminatorio"

Image caption Varios países temen que la epidemia sea una excusa para imponer restricciones comerciales.

Por otra parte, México pidió un trato más justo hacia sus ciudadanos por considerar que están siendo discriminados, especialmente en algunos países latinoamericanos y en China.

Lea: mexicanos "discriminados"

La canciller Patricia Espinosa criticó al gobierno de Pekín por su decisión de poner en cuarentena a mexicanos que viajaron a territorio chino y suspender los vuelos con origen y destino a su país, algo que la funcionaria consideró "discriminatorio".

En respuesta, la Cancillería recomendó a sus ciudadanos no volar a China, al menos temporalmente.

Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en un mensaje radial a la nación que su gobierno estaba tomando "todas las precauciones necesarias" ante la posibilidad de que empeores la situación sanitaria.

En ese país se han registrado 226 infectados y un muerto por causa de la gripe porcina.

Con todo, funcionarios estadounidense del área de salud entrevistados por medios de comunicación locales dijeron este domingo que, al parecer, el brote del virus A H1N1 no era tan peligroso como se había creído inicialmente.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.