"No es culpa de México”

Dos policias con cubrebocas vigilan una de las calles en la Ciudad de México
Image caption Según "The Washigton Post" los problemas que aquejan a México se deben a factores externos.

En un inusualmente elogioso editorial, el diario estadounidense The Washington Post asegura en su edición de este domingo que los problemas que enfrenta México no se deben a su "relativamente buen gobierno democrático", sino a "fuerzas más allá de su control".

Desde la violencia asociada al narcotráfico, los problemas económicos generados por la caída de los centros financieros mundiales y, por último, la llamada gripe porcina, han venido a complicarle el trabajo al presidente Felipe Calderón, según el diario.

"Muchos países se meten en problemas por sus propios errores, siendo los malos gobiernos la causa más común. Pero últimamente México se ha convertido en ejemplo de cómo una nación con un relativamente buen gobierno democrático puede precipitarse en crisis debido a fuerzas más allá de su control".

Tras ese argumento inicial, el editorial sugiere al presidente Barack Obama que apoye al "capaz, democrático y amigable gobierno mexicano", algo que hasta ahora no habría sucedido.

"Desafortunadamente el señor Calderón no ha recibido nunca todo el apoyo que necesita de EE.UU.", asegura The Washington Post, pese a que el nuevo gobierno estadounidense ha puesto a su vecino del sur entre las prioridades de su política exterior.

Como demostración de esa nueva aproximación, el Departamento de Estado destaca que Calderón fue el primer mandatario extranjero con el que se reunió Obama días antes de asumir la presidencia, y que, ya como presidente, México fue su primer destino en América Latina, a mediados de abril.

Problemas de otros

El título de la nota es "Beleaguered México", que podría traducirse como "México atribulado" o "México asediado", lo que juega con la idea de que los problemas que aquejan al país son factores externos.

De esas atribulaciones The Washington Post destaca los recortes y las trabas burocráticas que ha puesto el congreso estadounidense al financiamiento de la Iniciativa Mérida, el plan para combatir el narcotráfico en México, América Central y el Caribe.

El congreso ha autorizado US$1.600 millones para el plan de 3 años, diseñado en los años finales del gobierno del presidente George W. Bush.

La Casa Blanca solicitó unos US$550 millones adicionales para el 2009, pero sólo le ha sido otorgado poco más de la mitad, mientras que las asignaciones para el 2009 y 2010 se han visto postergadas.

El editorial también observa que la simpatía mostrada por el presidente Obama con su colega mexicano en su reciente viaje al Distrito Federal no se ha plasmado en políticas concretas.

En su lucha contra el narcotráfico, los mexicanos aspiran que EE.UU. controle el flujo ilegal de armas con las que se apertrechan las mafias. Según le dijo Calderón a Obama las fuerzas mexicanas han capturado más de 15.000 armas de asalto en 2008.

"Obama coincidió con el recuento del presidente Calderón (...) Pero no acordó buscar la aprobación del congreso para restaurar la prohibición del armas de asalto", lamenta el diario.

También cuestiona que no se hayan tomado acciones en cuanto a la reforma migratoria que permitiría la regularización de los cerca de 12 millones de personas que se estima que viven en EE.UU. sin permiso legal, la mayoría de ellos mexicanos.

Porcina mejor que aviar

Con relación a la gripe porcina, el editorialista alaba la acción de las autoridades mexicanas por "detectar el virus relativamente temprano, aportar información rápidamente a las autoridades internacionales de salud y por tomar las medidas para contener el brote".

En esta crisis México habría actuado mejor que China a principios de la década, que tuvo un "manejo torpe y secreto" de los casos de gripe aviar, estima la nota.

Pero eso no es sorpresa para The Washington Post que alaba lo que considera la manera "valiente" como Calderón ha venido afrontando los problemas del país, empezando por su lucha contra el tráfico de drogas.

Por último, el editorial, al recomendar a la Casa Blanca mayor atención a los socios mexicanos, recuerda que en 2006 Calderón ganó las elecciones por estrecho margen "a un candidato izquierdista y populista apoyado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez".

"La mayor ambición del presidente Chávez sigue siendo añadir México a su bloque anti-estadounidense" y por eso no apoyar irrestrictamente a México sería, según el diario, "no sólo miope, sino peligroso".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.