Clinton lamenta muerte de civiles

Presidente de Afganistán, Hamid Karzai, presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, y la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton
Image caption Clinton llegó al Departamento de Estado con los presidentes de Afganistán y Pakistán.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo este miércoles lamentar profundamente la muerte de civiles en Afganistán y expresó la solidaridad del gobierno de Estados Unidos con su par afgano.

Las declaraciones de Clinton se producen luego de que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informara que bombardeos estadounidenses ocurridos el martes habían dejado un saldo de decenas de afganos muertos, incluyendo mujeres y niños.

"La pérdida de cualquier vida inocente es particularmente dolorosa y quiero decirle tanto a los afganos como a los paquistaníes que trabajaremos muy duro con sus gobiernos y con sus líderes para evitar la muerte de inocentes", señaló Clinton.

La Cruz Roja señaló que los civiles estaban refugiándose en sus casas de los enfrentamientos entre el ejército estadounidense y los militantes talibanes en la provincia occidental de Farah cuando éstas fueron destruidas.

Image caption Hasta 150 civiles podrían haber muerto en los bombardeos, según políticos locales.

La titular de la cartera de Relaciones Exteriores de la Casa Blanca informó que se llevará a cabo una investigación conjunta para determinar las responsabilidades en torno al incidente.

Tanto el presidente de Afganistán como el de Pakistán se encuentran en Washington para sostener conversaciones con el mandatario estadounidense.

Lea: En medio de la guerra, una reunión clave

Hamid Karzai, mandatario de Afganistán, señaló que en su diálogo con Obama pondrá sobre la mesa el trágico episodio y agradeció las palabras de Clinton.

"Esperamos que podamos trabajar unidos para reducir y terminar completamente con las muertes de civiles al tiempo que avanzamos con la guerra contra el terrorismo", indicó Karzai.

150 muertos

Un portavoz de la Cruz Roja afirmó a la BBC que uno de sus equipos consiguió llegar a la zona atacada y pudo ver casas destrozadas y decenas de cadáveres.

Según el corresponsal de la BBC en Kabul, Martin Patience, oficiales locales le dijeron que vieron unos 20 cadáveres de mujeres y niños en dos camiones.

Oficiales afganos afirmaron anteriormente que los civiles murieron en viviendas donde se escondían algunos militantes del grupo talibán.

"Podemos confirmar rotundamente que hubo bajas civiles", dijo Jessica Barry, portavoz de la Cruz Roja.

El gobernador de la provincia, Rohul Amin, respaldó la versión de la organización humanitaria pero no dio cifras de muertos.

Políticos afganos dijeron a agencias de noticias que 150 personas podrían haber muerto en los bombardeos, aunque todavía no hay ninguna estimación independiente.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ordenó una investigación al igual que hicieron las autoridades de Estados Unidos.

Se espera que la muerte de civiles en el conflicto de Afganistán destaque en la agenda de conversaciones de Karzai en Washington, donde tiene previsto reunirse con el presidente estadounidense Barack Obama.

Karzai ha pedido en varias ocasiones a los militares occidentales que reduzcan las bajas civiles lo más posible.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.