Renuncia por escándalo del Air Force One

El Air Force One volando sobre la Estatua de la Libertad
Image caption El vuelo del avión presidencial sobre Nueva York hizo revivir a muchos los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001.

El funcionario de la Casa Blanca que autorizó que el avión presidencial Air Force One sobrevolara Nueva York a baja altura para una sesión fotográfica, causando el pánico entre los habitantes de Manhattan, presentó su dimisión este viernes.

Louis Caldera, director de la oficina militar del gobierno estadounidense, indicó en su carta de dimisión que la controversia desatada por el incidente le hace "imposible" seguir en el cargo.

Según el corresponsal de la BBC en Washington, Kevin Connolly, el vuelo del avión presidencial sobre Nueva York hizo revivir a muchos habitantes de la Gran Manzana los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, cuando secuestradores impactaron dos aviones sobre las Torres Gemelas del World Trade Center.

Connolly asegura que el presidente de EE.UU., Barack Obama, se puso furioso al enterarse de que la aeronave en cuestión era el Air Force One, que estaba siendo fotografiado para un folleto de publicidad.

El costo de la sesión fotográfica ascendió a US$329.000, explica nuestro corresponsal.

Sin notificación

Según funcionarios del Pentágono, el vuelo se coordinó con las autoridades de la ciudad y el estado de Nueva York, pese a que no hubo ninguna notificación a los ciudadanos.

Tras el incidente, Caldera explicó que aunque las autoridades locales habían sido advertidas, quedó claro "que la misión creó confusión y trastornos".

"Me disculpo y asumo toda la responsabilidad por la angustia que haya podido causar el vuelo", dijo el funcionario.

Según la Casa Blanca, el presidente Obama ha ordenado una revisión de la oficina militar para asegurarse que no se repita un hecho similar.

El Boeing 747 que protagonizó el incidente es uno de los dos aviones que se conocen como Air Force One cuando el presidente estadounidense está a bordo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.