Zuma jura como presidente de Sudáfrica

Jacob Zuma
Image caption 5.000 invitados asistieron a la ceremonia de juramentación.

Jacob Zuma, el líder del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés), fue juramentado como el nuevo presidente de Sudáfrica.

Zuma prestó juramento ante 5.000 invitados y una multitud de simpatizantes que se acercaron para participar en la ceremonia que tuvo lugar en Pretoria.

En su discurso, dijo que su país se encuentra en un "momento de renovación" y llamó a trabajar por la reconciliación.

Como primera dama, estuvo en la tribuna presidencial la primera esposa de Zuma, Sizakele Khumalo, aunque él tiene otras dos.

Vea: ¿Un presidente, tres primeras damas?

Los corresponsales señalan que en la capital el ambiente era festivo y que las celebraciones no se vieron afectadas por las lluvias que cayeron durante la mañana.

Se espera que Zuma le imprima un toque populista al gobierno, marcando una clara diferencia con su predecesor, Thabo Mbeki.

El flamante presidente, de 67 años, de edad fue elegido oficialmente el miércoles, después de que el ANC obtuviera la victoria en las elecciones generales de hace dos semanas.

Está previsto que este domingo revele quiénes serán los miembros de su gabinete.

Reconciliación

Los ex presidentes Nelson Mandela y Thabo Mbeki estuvieron presentes en la ceremonia por la cual Zuma se convirtió en el cuarto presidente de Sudáfrica desde que el apartheid llegara a su fin, 15 años atrás.

En su alocución, Zuma elogió a sus predecesores y afirmó que seguiría las políticas de reconciliación entre las razas trazadas por Mandela.

Éste es un "momento de renovación", dijo y "una oportunidad para descubrir lo que nos une como nación". Y prometió a los sudafricanos dedicar sus esfuerzos a mejorar sus vidas.

"Me comprometo al servicio de nuestra nación con dedicación, compromiso, disciplina, integridad, mucho trabajo y pasión", dijo.

Miles de simpatizantes siguieron la ceremonia por pantallas de televisión instaladas afuera del edificio presidencial.

La gente comenzó a llegar antes del amanecer, muchos cantando canciones de elogio al nuevo presidente.

La torrencial lluvia que cayó temprano no arruinó el humor de la gente. En la tradición zulú, la lluvia durante un evento importante es una buena señal.

Durante todo el día y la noche habrá fiestas y conciertos en toda la ciudad.

Batalla épica

La llegada de Zuma al poder ha sido una batalla épica, señala el corresponsal de la BBC en Sudáfrica, Peter Biles.

Hace cuatro años fue expulsado de su cargo de vice presidente por Thabo Mbeki luego de haberse visto implicado en un escándalo de corrupción. Zuma negó todas las acusaciones.

Image caption La lluvia que cayó temprano no arruinó el ambiente festivo.

El caso fue eventualmente desestimado cuando se determinó que el gobierno había intervenido en la investigación.

En febrero de 2006, fue declarado inocente en un caso en el que se le acusaba de violación, pero fue duramente criticado por sus comentarios sobre el sexo y el VIH/Sida.

En ese momento, muy pocos creían que Zuma podría seguir siendo considerado un candidato serio a la presidencia, dice Biles.

Pero Zuma luchó por limpiar su nombre, siguió manteniendo una enorme popularidad, especialmente entre los zulúes y llevó al ANC a una convincente victoria con su toque populista.

Zuma ha dicho que sus cinco prioridades son la redistribución de la tierra, la educación, la salud, reducir los niveles de delincuencia y dar oportunidades de trabajo a todos los sudafricanos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.