Cambio de mando en Afganistán

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, pidió la renuncia del comandante de las tropas en Afganistán, el general David McKiernan, afirmando que la lucha contra el Talibán necesitaba ser "repensada".

Image caption El general que llega, Stanley McChrystal, y el que se va, David McKiernan.

McKiernan ejerció su función menos de un año, si bien este tipo de mandatos suele durar entre 18 y 24 meses.

El tiempo que estuvo al frente del contingente estadounidense y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán coincidió con el recrudecimiento de la violencia en ese país.

Gates dijo que McKiernan será reemplazado por el general Stanley McChrystal, quien -según los analistas- tiene un mayor entendimiento del conflicto afgano. El teniente general David Rodriguez será designado como segundo comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Este cambio de mando se produce en momentos en que Washington planea reforzar su presencia militar en territorio afgano y en medio de una creciente presión internacional para que se reduzca el número de civiles muertos en ataques aéreos de la coalición.

Según informó el analista de Defensa y Seguridad de la BBC Rob Watson, aunque Gates no hizo mención a ningún falencia de McKiernan que justificara su alejamiento, oficiales estadounidenses decían en privado que la cada vez más compleja campaña de contrainsurgencia en Afganistán requería un enfoque menos convencional, por eso no sorprende que el reemplazante provenga de las fuerzas especiales estadounidenses.

Lea: EE.UU. revisará su táctica

El sucesor

McChrystal es actualmente director del Estado Mayor Conjunto y previamente se desempeñó como jefe de las fuerzas especiales. Según los analistas, es un experto en el tipo de contrainsurgencia que la administración de Barack Obama quiere aplicar en Afganistán.

Pero antes de asumir el mando de los 45.000 soldados estadounidenses y los 32.000 efectivos de la OTAN, deberá ser nominado por el presidente -quien se descuenta que lo promoverá- y confirmado por el Senado.

Al anunciar el relevo de McKiernan, Gates dijo que Washington necesitaba un renovado liderazgo en Afganistán, junto con una nueva estrategia y un nuevo embajador.

"Éste es el momento justo para realizar cambios", explicó. "Nuestra misión requiere un nuevo enfoque por parte de nuestros líderes militares".

Gates explicó que tomó la decisión teniendo en cuenta la seguridad de Estados Unidos y la necesidad de que las operaciones en Afganistán concluyan con éxito.

El secretario de Defensa hizo el anuncio tras reunirse con el presidente del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, y con el comandante del Comando Central, el general David Petraeus.

Estados Unidos planea enviar otros 21.000 soldados a Afganistán, país que se ha convertido en el foco principal de las operaciones militares estadounidenses, ya que Washington anunció que retirará paulatinamente sus efectivos de Irak.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.