Última actualización: jueves, 14 de mayo de 2009 - 07:55 GMT

Líder de Sudán niega crímenes en Darfur

El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, negó que las fuerzas armadas de su país hayan atacado a civiles en Darfur, en una entrevista exclusiva con el programa Hardtalk de la BBC.

Omar al-Bashir, presidente de Sudán

El presidente de Sudán rechazó las acusaciones del TPI.

"Desafío a cualquiera para que me muestre pruebas que el ejército sudanés ha atacado y matado ciudadanos en Darfur", afirmó el mandatario.

En su primera entrevista con medios occidentales desde que el Tribunal Penal Internacional (TPI) ordenara su arresto el pasado 4 de marzo, Al-Bashir dijo que el proceso abierto en su contra es parte de un complot neocolonialista occidental para apoderarse de Sudán.

El TPI acusa a Bashir de crímenes de guerra y de lesa humanidad, en el primer caso de esta naturaleza que involucra a un jefe de Estado en actividad.

"Cifras equivocadas"

Cualquier comentario sobre crímenes cometidos en Dafur (...) forma parte de una guerra declarada contra nuestro gobierno

Al-Bashir le dijo a la BBC en Jartum que "lo que se ha informado sobre Darfur no es cierto".

"Lo que pasó en Darfur fue una insurgencia. El estado tiene la responsabilidad de luchar contra los rebeldes", afirmó.

"Nunca hemos luchado contra nuestros ciudadanos, no hemos asesinado a nuestros compatriotas", agregó.

Las Naciones Unidas estiman que 300.000 personas han muerto en Darfur desde que comenzó el conflicto hace seis años entre el gobierno, las milicias árabes y los grupos rebeldes africanos negros.

Pero el presidente Al-Bashir aseguró que las cifras de muertos son "menos de una décima parte de lo que se ha dicho".

"Cualquier comentario sobre crímenes cometidos en Dafur es parte de una campaña mediática hostil y organizada para ensuciar la reputación del gobierno y forma parte de una guerra declarada en contra nuestra", señaló.

Desplazados por el conflicto de Darfur

La ONU estima que 300.000 personas han muerto en los seis años de conflicto en Darfur.

Drama humanitario

La BBC también le preguntó al mandatario sobre un caso puntual que fue denunciado por las fuerzas de paz conjuntas de la ONU y la Unión Africana (conocidas como UNAMID) sucedido en agosto de 2008, cuando un ataque gubernamental contra un campo de refugiados en Kalma, en el sur de Darfur, dejó un saldo de 38 personas muertas.

El líder sudanés respondió que las fuerzas gubernamentales estaban buscando armas usadas para derribar un avión de UNAMID desde dentro del campo cuando los rebeldes abrieron fuego.

"Nuestros ciudadanos fueron usados de escudos humanos por los rebeldes. Por tanto era lógico que nuestras fuerzas llevaran a cabo sus responsabilidades operacionales.

"Los disparos se iniciaron desde dentro del campo, los soldados respondieron y, sí, hubo bajas. El tema fue resuelto con los ciudadanos concernientes", concluyó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.