Obama reprobado en Indiana y Arizona

Campaña contra la presencia de Obama en Indiana
Image caption "Ellos dicen conocer a Dios, pero con sus acciones lo niegan", dice un afiche en Indiana.

"¿Invitarías a Pilatos después de que condenó a Cristo?", preguntan en un sitio de Internet que quiere evitar que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hable este domingo en la ceremonia de graduación de la católica Universidad de Notre Dame, en el estado de Indiana.

La decisión de los rectores de esa casa de estudios de darle al mandatario un doctorado honorario e invitarlo a dar el discurso ha generado una gran controversia político-religiosa de alcance nacional.

En ese debate, Obama hasta fue equiparado con el prefecto romano de Judea que entregó a Jesucristo para su crucifixión y luego se "lavó" las manos salvando su responsabilidad por la suerte del mesías.

Para muchos cristianos estadounidenses de hoy, las decisiones tomadas por el presidente en el tema del aborto, o al facilitar la investigación con células madre, es incompatible con lo que definen como el "valor cristiano de la dignidad de la vida".

El sitio de Internet dice que Obama "ha rechazado flagrantemente el mandato de Dios sobre la santidad de la vida" y convoca a firmar una petición para evitar que el mandatario ofrezca su discurso, porque sería "una afrenta a los padres, las familias y los estudiantes".

"Fuente de escándalo"

Hasta hora la petición ha sido firmada por 1.500 personas, según dijeron a BBC Mundo los organizadores, quienes aclararon que la cifra es "irrelevante" y que lo importante es "levantar una voz de protesta contra la maldad".

Sin bien el sitio www.stopobamanotredame.com está en el lado más radical de la discusión, unos 70 obispos católicos han hecho público su disgusto con la universidad, a la que exigen ser consecuente con los preceptos de la religión que nutre su doctrina.

La condena ha tronado incluso desde el púlpito de la Catedral Nacional, en Washington, donde la semana pasada el arzobispo Raymond Burk, prefecto del Tribunal Supremo Vaticano, aseguró que el título honorario dado por Notre Dame a Obama es "fuente del más grave escándalo".

Burk es, después del papa Benedicto XVI, el prelado de mayor rango dentro de la estructura jurídica vaticana.

Paradójicamente, la Universidad de Notre Dame elogia la "audacia" del presidente como una de las razones para otorgarle la distinción: "Está inspirando a nuestra nación a sanar las divisiones de religión, cultura, raza y política".

Pero la razón principal es la "histórica elección (de Obama) que abrió una nueva era de esperanza en un país largamente dividido por una historia de esclavitud y racismo".

La lista de Michelle

Para un líder que hasta ha contado con el apoyo, en algunos casos casi fanático, de la mayoría de los estadounidenses, no ha sido la mejor semana.

Este miércoles, Obama encabezó la graduación en la Universidad Estatal de Arizona, y aunque nadie parece haber tenido problemas en que se digiera a los jóvenes, las autoridades de la casa de estudios sí estimaron inconveniente cumplir con la tradición de darle un título honorario al orador.

Image caption Las autoridades de la Universidad Estatal de Arizona le negaron un título honorífico al mandatario.

"Su trabajo está todavía por desarrollarse", fue la explicación que dio la portavoz de la universidad, Sharon Keller, aunque muchos críticos de la decisión aseguraron que en el pasado personas con menos logros han recibido la distinción.

Con todo, el presidente Obama no está entre quienes discuten la omisión y, al abrir su discurso ante los estudiantes, miércoles dijo -medio en broma, medio en serio- que no disputaría esa idea "de que no he logrado lo suficiente en mi vida".

Incluso aseguró que su esposa, Michelle, tiene "una larga lista de cosas que todavía no he hecho", antes de entrar en la parte más seria de su mensaje.

"Vengo a afirmar que el título que tenga uno, incluso un título como el de presidente de Estados Unidos, dice muy poco sobre cuán bien uno ha manejado su vida, que no importa cuánto hayas hecho o lo exitoso que hayas sido, siempre hay más por hacer", dijo Obama.

A la luz de Obama

Este domingo, en la Universidad de Notre Dame, quizá le sea más difícil a Obama voltear en su beneficio una situación potencialmente incómoda.

Grupos religiosos, organizaciones antiaborto y hasta algunos líderes políticos locales de oposición planean aprovechar el paso del mandatario por Indiana para protestar contra su presencia y sus políticas.

También se espera que miles de personas participen en manifestaciones en South Bend, la ciudad donde está ubicado el campus de la universidad. Asimismo se han convocado concentraciones simultáneas en varias partes del país.

Para estos grupos, será una oportunidad de ejercitar su músculo político, que hasta hace pocos meses les permitía acceso preferencial a la Casa Blanca de George W. Bush.

Una lógica estrategia que aprovechará el interés que rodea todos los movimientos del presidente con el fin de recibir un poco de atención pública.

Para Obama será una buena ocasión de aplicar desde temprano en su presidencia el consejo que dio a los graduandos de Arizona de que "nunca se duerman en sus laureles" porque "vuestro trabajo está por venir".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.