Militantes somalíes "reciben armas"

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas expresó su preocupación acerca de recientes informes de que Eritrea ha provisto de armas a los militantes islámicos que buscan derrocar al gobierno somalí y condenó los últimos actos de violencia en el país africano.

Image caption la ONU condenó los recientes actos de violencia en Somalia.

En una declaración, la máxima instancia de la ONU destacó que dicha provisión incurre en una "violación del embargo de armas impuesto" por el organismo y ha ordenado que se investiguen los informes.

"El consejo exige que los grupos opositores pongan fin inmediatamente a su ofensiva, depongan las armas, renuncien a la violencia y se unan al proceso de reconciliación", dijo este viernes el presidente de turno, el embajador de Rusia, Vitaly Churkin.

Este jueves, las milicias islamistas de al-Shabab y de Hisbul-Islam habían avanzado hasta las puertas del palacio presidencial de Mogadiscio, la capital, y las fuerzas pro gubernamentales no pudieron contenerlas.

Reportes "creíbles"

Por su parte, el asesor de la Secretaría de Estado de Estados Unidos para África, Jonnie Carson, le dijo a la BBC que son una "revelación perturbadora" los informes "creíbles" sobre la colaboración de combatientes extranjeros que al parecer tienen vínculos con al-Qaeda y están luchando para los islamitas de al-Shabab.

Sin embargo, Carson descartó que las tropas estadounidenses que se encuentran en Yibuti, un país vecino, vayan a ingresar en Somalia, a pesar de reportes que señalan que el gobierno somalí puede colapsar.

Para Carson, la situación del gobierno es frágil luego de días de intensos enfrentamientos que han provocado el desplazamiento de unas 30.000 personas de Mogadiscio.

Sheik Sharif, actual presidente de Somalia, asumió el poder en enero y desde entonces ha intentado, sin éxito, apaciguar a las guerrillas apoyando medidas como la introducción de la Sharia o ley islámica.

Se calcula que más de 16.000 civiles han muerto en ataques desde principios de 2007 y más de un millón de personas se han convertido en desplazados dentro del país.

Somalia no ha tenido un gobierno central efectivo desde que fuera depuesto el gobierno militar de Siad Barre en 1991 por los jefes de clanes tribales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.