Despidos por un mal juicio

Pistola
Image caption Los niños que recibieron la descarga no resultaron heridos.

Tres oficiales de prisiones en Florida, Estados Unidos, fueron despedidos y otros dos renunciaron tras haber hecho una demostración con pistolas eléctricas utilizando 40 niños.

El incidente, ocurrió el mes pasado durante un día nacional en el que los padres llevan a sus hijos a su lugar del trabajo.

A los niños se les dijo que se pusieran en círculo, tomados de las manos, antes de hacer pasar la corriente eléctrica por sus dedos. Ninguno resultó gravemente herido, pero un funcionario aseguró que era "inexcusable".

En otra prisión, a otros niños se les dio toques de manera individual.

El corresponsal de la BBC, Andy Gallacher, informó que los niños -entre 5 y 17 años- son hijos de empleados del Departamento de Prisiones de Florida.

"Comportamiento inexcusable"

El secretario del departamento, Walter McNeil, aseguró que aunque algunos padres dieron permiso para que sus hijos recibieran la descarga, no se justifican las acciones de los funcionarios.

"Creemos que este comportamiento es inexcusable", dijo.

"Pido disculpas a los niños y a los padres. Ninguno de estos jóvenes deberían haber sido expuestos a estos dispositivos".

Agregó que la demostración de la descarga en círculo es una práctica común durante los entrenamientos para los oficiales de la prisión.

Una pistola automática de alto voltaje libera una descarga eléctrica que conmociona temporalmente a la persona que la recibe, sin necesidad de recurrir a las armas de fuego.

Contenido relacionado