Gastos oficiales: cae ministro de Brown

Shahid Malik, ex ministro de Justicia británico
Image caption Voceros oficiales anunciaron que Malik volverá a su cargo si se comprueba que no cometió irregularidades.

El ministro adjunto de Justicia del Reino Unido, Shahid Malik, dimitió a su cargo en medio de un escándalo público que crece en intensidad a raíz de la difusión de los gastos de diversos parlamentarios que son pagados con fondos públicos.

A la renuncia le sucederá una investigación que deberá determinar si Malik quebrantó la ley y si se benefició personalmente con la utilización de dinero procedente de los presupuestos del Estado.

Según el diario británico Daily Telegraph, el ahora ex ministro reclamó reembolsos por poco más de 100 mil dólares en tres años -el máximo permitido- para cubrir los gastos derivados de una segunda vivienda que tuvo que alquilar en Londres donde se trasladó para cumplir sus funciones oficiales.

Durante el mismo período pagó el alquiler de su casa principal fuera del distrito londinense a un precio inferior al del mercado.

Malik se defendió de las acusaciones, asegurando que no violó lo establecido por la ley. En diálogo con la BBC pidió que se ponga fin a "esta carnicería política", en alusión al escándalo generado por la publicación de los gastos parlamentarios.

"No estuve al margen de la ley ni abusé de ella. Actué en el marco de las reglas establecidas", aseguró.

Este viernes también se conoció que un panel integrado por el Servicio de Policía Metropolitana y por los abogados del Servicio de Procuración de la Corona deberá determinar si los casos que tomaron estado público ameritan una investigación penal. Con ese fin, el grupo realizará su primera reunión la semana que viene.

El primero del gabinete

Esta renuncia es la primera que se produce en el gabinete del primer ministro, el laborista Gordon Brown, quien ordenó a su asesor independiente de asuntos ministeriales, Philip Mawer, iniciar las investigaciones del caso.

Si se concluye que Malik no cometió ninguna irregularidad, volverá a sus funciones. Así lo informó el vocero de Downing Street, quien precisó que por esa razón se decidió no cubrir el cargo que por el momento queda vacante.

En el marco del mismo escándalo, el ex ministro Elliot Morley fue suspendido del grupo parlamentario laborista, mientras que el diputado Andrew MakCay renunció como asesor del líder del Partido Conservador, David Cameron.

La revelación de los datos sobre el modo en que se utilizaron los fondos públicos para solventar los gastos de los parlamentarios acentuó el descrédito de la ciudadanía en la clase política, según diversas encuestas publicadas en Londres.

El actual escándalo comenzó a gestarse el pasado 8 de mayo fecha en que el Daily Telegraph abrió una serie de publicaciones sucesivas sobre los gastos de los miembros del Parlamento, empezando por los ministros del Partido Laborista.

En días posteriores también se conocieron datos que involucraron a parlamentarios de los partidos Conservador y Liberal Demócrata.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.