"Ofensiva final" en Sri Lanka

Civiles huyendo de la violencia en Sri Lanka
Image caption Miles de civiles han quedado atrapados en la zona de conflicto.

El ejército de Sri Lanka informó que se encuentra en la "fase final" de su ofensiva contra las posiciones que aún mantienen los Tigres Tamiles en la costa nororiental del país.

El brigadier Udaya Nanayakkara dijo a la BBC que las operaciones podrían completarse en las próximas 48 horas.

Por su parte, los Tigres Tamiles comentaron en su sitio de internet que toda el área bajo su control estaba "cubierta de humo".

Miles de civiles han logrado escapar de la zona de combate este viernes, según el ejército.

Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sostiene que cerca de 50.000 personas han quedado atrapadas en la zona de conflicto, aunque el gobierno de Colombo ha cuestionado esa cifra.

Sri Lanka ha rechazado los reiterados llamados internacionales para establecer una tregua que permita a los civiles salir de la región.

El gobierno aseguró que la población que se encuentra en medio de los enfrentamientos "será rescatada de los rebeldes" en los próximos días.

Entre tanto, la ONU envió a un nuevo delegado a Sri Lanka, Vijay Nambia, para tratar de resolver la crisis humanitaria. Sin embargo, el organismo reconoció que una tragedia parecía "inevitable".

"Las próximas horas serán cruciales", comentó a la BBC el portavoz de la ONU Gordon Weiss. "Durante meses advertimos sobre la posibilidad de que se produjera un baño de sangre y, como los combates están culminando, la situación parece cada vez más terrible para los civiles".

Lea: "Catástrofe inimaginable"

Piden investigación

Por otra parte, un vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillai, dijo que debía lanzarse una investigación independiente sobre el asesinato de civiles durante el conflicto en Sri Lanka.

"Alguien debe responder por lo que ha ocurrido en el país, debe haber transparencia y de ninguna manera impunidad", afirmó Pillai.

Image caption El ejército ha sido acusado de bombardear áreas civiles.

Las declaraciones del funcionario de la ONU se conocieron un día después de que el Reino Unido -el ex poder colonial de la isla- dijera que el gobierno de Sri Lanka podría enfrentar una investigación por presuntos crímenes de guerra, ya que el ejército ha sido acusado de bombardear áreas civiles.

Sobre los Tigres Tamiles también pesan denuncias de abusos. Se les atribuye utilizar a inocentes como escudos humanos o de dispararles al tratar de huir de los enfrentamientos.

Tanto el presidente Mahinda Rajapaksa como los insurgentes han negado estos cargos.

La ONU calcula que más de 6.000 civiles han perdido la vida por causa de los choques entre el gobierno y los insurgentes.

Los Tigres Tamiles comenzaron su lucha en la década de los años 70 con el fin de conseguir un Estado independiente en el norte y este del país. Según ellos, la población tamil había sido discriminada por los gobiernos de Sri Lanka.

El hecho de que ahora el ejército parezca estar cerca de vencer a los rebeldes podría significar el inminente fin a una guerra civil de medio siglo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.