Taiwán: masiva marcha contra el gobierno

Decenas de miles de manifestantes opositores tomaron las calles de Taiwán este domingo para protestar contra la política de compromiso con China del presidente Ma Ying-jeou.

Image caption Los opositores al gobierno protestaron por la política de acercamiento hacia China.

Críticos nacionalistas argumentan que dichas políticas amenazan con socavar la autodeterminación de la isla.

El presidente del Partido Progresista Democrático, Tsai Ing-wen, lideró la marcha hacia la oficina del presidente en Taipei, la capital de Taiwán.

"Los manifestantes arrojaron sus zapatos a la izada bandera china durante la marcha", relata la corresponsal de la BBC en Taipei Cindy Sui.

La demostración se da tres días antes del primer aniversario de la asunción del presidente al poder.

El mandatario ha dicho que abandonará las políticas anti-chinas de su predecesor, Chen Shui-bian, posición que según los opositores debilita la soberanía de Taiwán.

Luego de la marcha del domingo, se prevé que los participantes realicen una sentada por 24 horas, para destacar su oposición a las políticas del gobierno. Los organizadores esperan que participen unas 500.000 personas.

Soberanía y economía

Pekín reclama la soberanía sobre Taiwán, que se separó de China continental al final de la guerra civil en 1949.

Pero las relaciones entre ambos han mejorado con la elección de Ma en 2008.

"Desde su asunción, Ma y su partido, el KMT (Koumintang), se abocaron rápidamente a estrechar relaciones con China, incluyendo la inauguración de vuelos directos (...) y el permiso para que miles de turistas chinos visiten Taiwán cada año", indica la corresponsal.

Además, el gobierno taiwanés reabrirá pronto la isla a inversiones chinas por primera vez desde 1949.

Mientras que muchos taiwaneses apoyan el relajamiento de las tensiones con China para beneficiarse de su crecimiento económico, un número más grande de ciudadanos está preocupado de que Taiwán se vuelva económicamente muy dependiente y, eventualmente, se haga parte de China, observa la corresponsal Sui.

Pero el presidente Ma insistió en que las medidas son necesarias para no quedar fuera del crecimiento económico de China, y este domingo repitió que la soberanía de Taiwán no ha sido dañada.

"La marcha también refleja la insatisfacción con la economía, que sufre una tasa de desempleo récord y una caída de dos dígitos en las exportaciones, debido a la crisis global", agrega la corresponsal de la BBC.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.