Radiografía de Sri Lanka

Mapa de Sri Lanka

Ubicada al sureste de India, la isla tropical de Sri Lanka viene seduciendo a los viajeros desde hace siglos con sus playas adornadas con palmeras, sus variados paisajes y sus monumentos históricos.

Pero la isla también ha sido el escenario de una amarga guerra civil provocada por las tensiones étnicas entre la mayoría budista singalesa y la minoría hindú tamil. Tras casi dos décadas de violencia, se acordó un cese el fuego en 2002 que se rompió en enero de 2008 y para mayo de 2009 las fuerzas del gobierno redujeron las áreas controladas por los Tigres Tamiles a una zona de unos pocos kilómetros, en el noreste.

Conocida como "Serendip" para los geógrafos árabes, la isla cayó bajo el dominio de los portugueses y los holandeses, y finalmente pasó a manos del imperio británico con el nombre de Ceilán.

La minoría Tamil está establecida desde hace años en el norte y en el este del país. Los británicos trasladaron a mano de obra tamil al centro de la isla para trabajar en las plantaciones de té y de café y convirtieron al país en uno de los principales productores de té.

La mayoría budista singalesa comenzó a resentir lo que percibían como una muestra de favoritismo por parte del gobierno británico hacia los hindúes tamiles.

El avance de un nacionalismo singalés cada vez más fuerte tras la independencia de la isla de la corona británica en 1948 profundizó las divisiones étnicas hasta provocar una guerra civil en la década de los '80, en la cual los tamiles presionaban por un gobierno independiente.

La mayoría de los enfrentamientos tuvo lugar en norte del país, pero los rebeldes tamiles también llevaron a cabo atentados en la capital, Colombo, en la década de los '90.

La violencia dejó un saldo de más de 60.000 muertos, resquebrajó la economía del país y ahuyentó el turismo en una de las sociedades potencialmente más prósperas del sur de Asia.

El cese el fuego y el acuerdo político alcanzado por el gobierno y los rebeldes hacia finales de 2002 llegaron con la promesa de una paz duradera. Pero la tregua se estancó y los monitores informaron que tanto el gobierno como los rebeldes tamiles estaban violando las reglas establecidas.

La escalada de la violencia entre las partes en 2006 cobró la vida de cientos de personas y renovó los temores de que recomenzara la guerra. En enero de 2008, el gobierno informó que se retiraba del acuerdo firmado en 2002. Éste llegó a su fin dos semanas después.

Tras la reiniciación de los combates, el gobierno, en enero de 2009, tomó el control de la ciudad de Killinochchi, en el norte del país, centro administrativo de los Tigres Tamiles durante diez años.

Debido a la continua ofensiva del gobierno, los Tigres Tamiles quedaron -en mayo de ese año- arrinconados en una pequeña zona del noreste del país.

La intensificación de los combates aumentó la preocupación de la comunidad internacional por la situación de la población civil -entre 70.000 y 200.000 personas- atrapada en la zona de conflicto.

Nombre completo: República Democrática Socialista de Sri Lanka

Población: 19,4 millones (ONU, 2008)

Capital: Colombo (comercial), Sri Jayawardenepura (administrativa)

Ciudad principal: Colombo

Superficie: 65.610 km²

Idiomas principales: singalés, tamil, inglés

Religiones principales: budismo, hinduismo, islam, cristianismo

Expectativa de vida: 69 años (hombres), 76 años (mujeres) (ONU)

Moneda: rupia de Sri Lanka

INB per cápita: US$1.540 (BM, 2007)

Dominio de internet: .lk

Código internacional de Tel.: +94

Principales exportaciones: ropa y textiles, té, gemas, caucho, cocos

Presidente: Mahinda Rajapaksa

Image caption Rajapaksa cree que la solución radica en mantener un único estado.

Rajapaksa ganó las elecciones presidenciales en noviembre de 2005 por un estrecho margen. Hasta entonces era primer ministro. Su principal rival era el líder de la oposición Ranil Wickremesinghe.

Rajapaksa contó con el respaldo de los partidos marxistas y budistas en el gobierno. También se benefició por la escasa participación de los tamiles en el norte y en el oeste del país.

Él heredó un país con una economía dañada y un proceso de paz en quiebra.

Durante su campaña prometió adoptar una posición firme en cualquier proceso de paz con los rebeldes Tigres Tamiles y dijo que intentaría hablar directamente con el líder del grupo.

Rajapaksa afirma que la solución al conflicto radica en un estado único.

Medios

Los medios están divididos por idiomas y etnias. Existen compañías estatales y otras privadas que ofrecen servicios en los principales idiomas (singalés, tamil e inglés).

Hay más de diez estaciones de radio y ocho televisoras privadas. En los medios privados hay espacio para el debate político y para criticar a las políticas gubernamentales.

Sin embargo, el país es uno de los más peligrosos para los periodistas. De acuerdo a la organización Reporteros Sin Fronteras, los medios están presionados por las autoridades, mientras que los Tigres Tamiles "no permiten voces disidentes" en las áreas bajo su control.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.