Irak: corrupción a prueba de balas

Mercado en Bagdad
Image caption La corrupción afecta prácticamente todos los sectores de la sociedad iraquí.

A medida que el sol se oculta detrás del polvoroso horizonte y el aire empieza a enfriarse, un grupo de hombres se congrega cerca de una carnicería en el vecindario de Karada en Bagdad.

Beben té endulzado, juegan dominó y discuten sobre cuál ministerio iraquí es el más corrupto.

"Seguro que es el Ministerio de Comercio", dice uno.

"No, es el Ministerio del Interior, porque la policía es lo peor que hay", replica otro.

La lista de sugerencias se expande, hasta que uno de ellos desestima todos los argumentos diciendo: "Todos son igual de corruptos".

El veredicto coincide con un reciente informe de la comisión anticorrupción de Irak, filtrado a los medios occidentales, que revela la magnitud del problema que enfrenta el gobierno iraquí.

El informe, que es el resultado de las investigaciones realizadas por la comisión en torno a unas 12.000 quejas de corrupción gubernamental, afirma que entre los peores están -sin ningún orden en particular- los ministerios de Defensa, Interior, Finanzas, Educación y Salud.

Uno de los casos, dice un funcionario del Ministerio de Defensa, involucra decenas de miles de dólares que fueron recaudados ilegalmente al cobrar a jóvenes reclutas hasta US$500 cada uno por incorporarse a las filas.

"El informe ni siquiera araña la superficie de lo que está pasando. Están robando millones, miles de millones de dólares", dice Alia Nusaif, la parlamentaria iraquí y miembro de la comisión.

Después de publicar evidencia sobre la corrupción en los ministerios de Comerico y Defensa, Nusaif dice que ambas entidades entablaron demandas en su contra. El primer ministro iraquí Nuri Maliki recientemente instó a su gobierno a declarar una guerra contra la corrupción. Pero Nusaif expresa que para ella ha sido una batalla solitaria.

"Él hizo las mismas promesas el año pasado. El problema es que los altos funcionarios nunca son castigados en Irak", asegura.

Comerciando con la ayuda

En el concurrido mercado de Shorja en Bagdad, la corrupción se hace evidente en algunos puestos que venden raciones de alimentos del gobierno de las que muchos iraquíes dependen.

El Ministerio de Comercio está acusado de recaudar millones por la venta de alimentos de asistencia internacional a comerciantes en lugar de distribuirlo gratis.

A finales de abril, la comisión anticorrupción envió una unidad de la policía a distribuir órdenes de captura a altos funcionarios de Ministerio de Comercio, incluyendo dos hermanos del ministro.

Pero la policía fue recibida con disparos al aire efectuados por los propios guardias de la entidad. Durante el breve tiroteo, los funcionarios, incluyendo los hermanos, se escaparon por la puerta trasera.

Uno de los hermanos ya fue capturado, pero el ministro niega las acusaciones de irregularidades.

"¿Es esto lo que llamaría democracia? Funcionarios del gobierno enriqueciéndose a costa de nuestra miseria", expresó un cliente en el mercado de Shorja.

"Esto nunca hubiera pasado bajo Saddam", añadió otro. "Tendríamos nuestros problemas, pero no nos estaban robando".

Seguridad

Inclusive algunos de los opositores de Saddam Hussein están haciendo las mismas comparaciones.

"Bajo Saddam las cosas estaban mal, pero ahora están peor", dijo un ex exiliado político, que no quiso dar su nombre. Después de vivir 30 años en el Reino Unido, acaba de regresar, lleno de esperanza y optimismo en el futuro de Irak.

Image caption Parte de la ayuda internacional se está vendiendo en lugar de distribuirse gratis.

"Quedé sorprendido de los niveles de corrupción. Lo que más me asusta es el efecto que esto tendrá en la situación de seguridad".

A pesar de que las calles de Bagdad están más seguras que antes, la violencia todavía es parte de la vida cotidiana. Muchos residentes están preocupados de que cuando se vayan los estadounidenses de la ciudad a finales de junio, la seguridad estará en manos de la misma policía y ejército acusados de delitos de corrupción.

"Millones de dólares están siendo robados y parte de ese dinero va para los grupos terroristas. El gobierno no puede ganar la guerra contra la insurgencia si no lucha primero contra la corrupción. Y la guerra contra la corrupción es mucho más difícil de ganar", dijo el antiguoexiliado.

Algunos piensan que el gobierno ya perdió esta batalla. De acuerdo a la organización anticorrupción Transparencia Internacional, Irak es uno de los sitios más corruptos del mundo, tercero solo detrás de Birmania y Somalia.

El problema es que la lucha contra la corrupción en Irak no solo es difícil, es también peligrosa.

La semana pasada uno de los miembros de la comisión que realizó el informe terminó muerto con un tiro en la cabeza en las calles de Bagdad.

Contenido relacionado