Transexuales: cambio de forma ¿y fondo?

Transexuales en marcha
Image caption Transexuales en marcha: en varios países siguen siendo considerados enfermos mentales.

El gobierno francés decidió dejar de clasificar a los transexuales como enfermos mentales. Ahora enfrenta el desafío de lograr este cambio inédito sin desconocer normas nacionales e internacionales sobre el tema.

La ministra francesa de Salud, Roselyne Bachelot, "quiere que dejemos de vincular transexualidad con problemas psiquiátricos", explicó a BBC Mundo una fuente de esa cartera gubernamental.

El anuncio de esta semana fue considerado "histórico" por asociaciones de lucha contra la homofobia, que aspiran a que otros países sigan el mismo camino.

Pero algunos expertos dudan del efecto práctico que tendría la medida y advierten que la clasificación de la transexualidad como una afección mental responde a definiciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Medida histórica

El ministerio francés de Salud afirmó el lunes en un comunicado que la actual visión de la transexualidad como una afección psiquiátrica de larga duración "es vivida por los transexuales de un modo muy estigmatizante".

El ministerio precisó que para poder emitir un decreto que acabe con esa clasificación en Francia, Bachelot solicitó la opinión de la Alta Autoridad de la Salud, un organismo nacional de consulta en materia científica.

"Esta desclasificación es percibida, con razón, por la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y trasgénero) como una medida histórica", agregó el comunicado oficial.

El Comité del Día Internacional Contra la Homofobia (Idaho por sus siglas en inglés) saludó el anuncio y sostuvo que Francia se convertiría en "el primer país en tomar esta decisión".

Paralelamente, un grupo de personalidades francesas -entre ellos la premio Nobel de medicina, Françoise Barré-Sinoussi- reclamó a la OMS en una carta pública que deje de considerar a los transexuales como personas "afectadas por trastornos mentales".

Un tema "extremadamente complicado"

Sin embargo, la portavoz de la Alta Autoridad de la Salud, Florence Gaudin, dijo a BBC Mundo que el tema es "extremadamente complicado" y negó que ese organismo haya recibido aún un pedido de la ministra Bachelot.

"Hay una clasificación internacional de enfermedades que es hecha por la OMS", explicó. "Nosotros no podemos decirle a la OMS que debe cambiar su clasificación".

Gaudin comentó además que la definición de la transexualidad como una afección psiquiatrica de larga duración permite a quienes cambian de sexo cubrir sus costos médicos y quirúrgicos con recursos de la seguridad social.

Agregó que una posible solución para mantener esa cobertura sería crear otra categoría de afección de larga duración sólo para los transexuales, pero concluyó que eso mantendría el "riesgo de estigmatizarlos".

¿Economía o moral?

Un transexual consultado en un barrio al noroeste de París consideró que la decisión del gobierno francés busca eliminarle al Estado costos médicos asociados con el cambio de sexo. "Es una cuestión económica, no moral", sostuvo el transexual, que pidió el anonimato.

Pero el anuncio tiene un carácter "simbólico" importante, opinó Daniel Borrillo, un profesor de Ciencias Administrativas en la Universidad París 10 que publicará próximamente un libro sobre "Derecho de las sexualidades".

En diálogo con BBC Mundo, Borrillo notó que Francia es el primer país que busca dar ese paso, pero que hay naciones como España que tienen "leyes mucho más avanzadas, porque la legislación permite un cambio de sexo jurídico sin operación".

Según el experto, el presidente francés Nicolas Sarkozy sigue una estrategia conservadora en temas de familia, oponiéndose al matrimonio homosexual o la adopción por parejas gay, pero promueve iniciativas liberales individuales, como esta sobre los transexuales, "para que no lo traten de homófobo".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.