Cadena de atentados en Irak

Mujeres lamentan las muertes tras el atentado con coche bomba en Bagdad
Image caption La situación en Irak parece empeorar en anticipación al retiro de tropas de EE.UU.

Al menos 23 personas han muerto en varios ataques explosivos en Irak contra personal militar o de seguridad, en lo que es visto como una señal más del deterioro de la seguridad en ese país en anticipación de la retirada de fuerzas de Estados Unidos.

En el hecho más sangriento, doce personas -entre ellas tres soldados estadounidenses- murieron cuando un atacante suicida hizo accionar su cinturón de explosivos en un mercado de Bagdad, al paso de una patrulla de EE.UU. Al menos 25 personas resultaron heridas.

También en la capital iraquí, tres personas fallecieron cuando una bomba explotó dentro de una estación de policía.

Estos hechos recientes se suman a un ataque suicida en la norteña ciudad de Kirkuk cobró la vida de 7 integrantes del Consejo de Salvación, una milicia anti Al-Qaeda, menos de 24 horas después de que un coche bomba en Bagdad dejara decenas de muertos y heridos.

La corresponsal de la BBC, Natalia Antelava, informa que los milicianos estaban recogiendo sus sueldos en un edificio controlado por el ejército iraquí, cuando un individuo vestido como ellos detonó los explosivos que portaba.

Muchos integrantes del Consejo de Salvación son ex insurgentes que cambiaron de bando para conformar la milicia que ahora juega un papel crucial en la seguridad del país, añade nuestra corresponsal.

Sin embargo, se han convertido en objetivo de ataques por parte de la insurgencia sunita.

Blancos civiles

Con anterioridad, 40 personas murieron y más de 70 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en Bagdad, informaron fuentes policiales iraquíes.

El atentado se produjo cerca de un concurrido restaurante de Sula, una de las zonas chiitas pobres de la capital de Irak.

En los últimos días se registraron hechos similares en salones de té de la ciudad, pero el ataque de este miércoles fue el más sangriento del mes.

Todas las víctimas eran civiles y las autoridades no descartan que el número se incremente con el correr de las horas.

El atentado más reciente se produjo el 29 de abril, día en que detonaron tres artefactos explosivos.

Mes trágico

Abril fue el mes más sangriento de este año en Irak, al registrarse un aumento del 40% del total de víctimas comparado con las cifras de marzo.

Tanto el gobierno iraquí como las autoridades estadounidenses sostienen que los recientes atentados son "incidentes aislados" que no socavan los avances en materia de seguridad.

Sin embargo, Natalia Antelava relata que en las calles de la ciudad muchas personas sienten que la situación se está deteriorando y que puede empeorar cuando se retiren las tropas estadounidenses a fines de junio. Muchos señalan que los últimos ataques tuvieron como blanco a objetivos chiitas, por lo que se teme un aumento de la violencia interreligiosa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.