Última actualización: jueves, 28 de mayo de 2009 - 02:53 GMT

Pakistán culpa al Talibán por atentado

Equipos de rescate en Pakistán

Los rescatistas temen que el número de víctimas aumente con el correr de las horas.

El gobierno de Pakistán culpó al Talibán por el atentado explosivo perpetrado este miércoles en Lahore que se cobró la vida de al menos 23 personas y dejó cientos de heridos.

Un grupo armado disparó a los policías antes de detonar un coche bomba que provocó daños en edificios pertenecientes a la fuerza de seguridad y a los servicios de inteligencia (conocidos como ISI, por sus siglas en inglés).

Los socorristas prosiguen con los trabajos de remoción de escombros por lo que no se descarta que el número de víctimas se incremente con el correr de las horas.

El ministro del Interior, Rehman Malik, indicó que el Talibán ejecutó el atentado en venganza por la ofensiva militar del ejército en el valle del Swat. "Esta es una guerra y es una guerra por nuestra supervivencia", afirmó en una rueda de prensa.

Un grupo autodenominado Tehrik-i reivindicó el ataque a través de un comunicado escrito en idioma turco y publicado en sitios web de islamistas radicales.

Esta es una guerra y es una guerra por nuestra supervivencia

Rehman Malik, ministro del Interior de Pakistán

La versión no pudo ser confirmada y tampoco se sabe con certeza si el grupo está relacionado con el Talibán.

El corresponsal de la BBC en Lahore, Owen Bennett Jones, afirmó que no está claro cuál fue la organización que perpetró el hecho, pero sí está claro que el grupo quería atacar objetivos pertenecientes al Estado paquistaní.

Después de la explosión, dos personas fueron detenidas y liberadas a las pocas horas por tratarse de inocentes, según informó la policía local.

Entre las víctimas fatales, fueron reportadas al menos un agente del ISI, 12 oficiales de policía y un niño.

Espiral de violencia

Mientras tanto, fuentes militares aseguraron que prosigue la ofensiva en Mingora, la principal ciudad del valle del Swat, y que el despeje de militantes del Talibán demandará dos o tres días.

Las mismas fuentes indicaron que otras dos áreas fuera del Swat donde se produjeron duros combates ahora se transformaron en zonas seguras para sus habitantes que ya pueden regresar a sus hogares.

Lahore, ubicada en la provincia de Punjab en cercanías de la frontera con India, es conocida como la capital cultural de Pakistán y está lejos del valle del Swat donde continúan los enfrentamientos armados.

Sin embargo, en los últimos tiempos los atentados con bomba se volvieron más frecuentes en esa zona.

A fines de marzo, un ataque contra una academia policial dejó ocho muertos, mientras que semanas antes un grupo armado atacó un ómnibus que trasladaba al equipo de críquet de Sri Lanka. Seis policías y el conductor del vehículo perdieron la vida.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.