Última actualización: miércoles, 27 de mayo de 2009 - 12:10 GMT

Análisis: qué hay detrás del atentado

Explosión en Lahore, Pakistán

La explosión en Lahore dejó un enorme cráter.

Lo que más llama la atención e inquieta al gobierno de Pakistán sobre la explosión que este miércoles dejó decenas de muertos y heridos en la ciudad oriental de Lahore es tanto el momento en el que ocurrió el ataque como la elección del blanco.

El carro bomba estalló cerca de las sedes de la policía local y de la agencia nacional de inteligencia justo cuando el ejército paquistaní lleva adelante una amplia campaña contra los insurgentes del Talibán en el Valle de Swat, en el noroeste del país.

Lea: explosión sacude a ciudad paquistaní

De modo que la especulación inicial es que se trata de una suerte de venganza del grupo radical, algo que el gobierno del presidente Asif Ali Zardari temía desde que lanzó su ofensiva a principios de este mes.

A pesar de que aparentemente se evitó que el conductor del vehículo llegara a su objetivo, seguramente surgirán preguntas acerca de la capacidad de las fuerzas de seguridad de prevenir atentados.

Hay que tener en cuenta que las autoridades claramente esperaban represalias y estaban en estado de alerta por dos ataques previos ocurridos en Lahore en marzo.

En el primero, un grupo armado atacó un ómnibus que trasladaba al equipo de críquet de Sri Lanka, y seis policías y el conductor del vehículo perdieron la vida.

El segundo atentado, que tuvo como blanco una academia policial, dejó ocho muertos.

¿Y el autor?

En cuanto a los posibles responsables de la más reciente explosión, el dedo acusador señala al Talibán.

Sin embargo, las autoridades locales también han detectado recientemente signos preocupantes de que grupos extremistas de la región de Punjab -donde se encuentra Lahore- están uniendo fuerzas con milicias de las áreas tribales.

Hay temores de que grupos extremistas traten de sumar a su causa a las casi dos millones de personas que han sido desplazadas

Uno de los grupos capaces de llevar a cabo atentados como el de Lahore es Lashkar-e-Jhangvi, que según Estados Unidos tiene vínculos estrechos con al-Qaeda.

Otro posible responsable podría ser Lashkar-e-Toiba, la agrupación que perpetró el ataque contra el equipo de críquet de Sri Lanka y al que se culpó de las explosiones del año pasado en Bombay, India, en las que murieron casi 200 personas.

La posibilidad de la venganza no es el único motivo de inquietud para el gobierno paquistaní mientras continúa la ofensiva contra el Talibán en el noroeste del país.

También hay temores de que grupos extremistas traten de sumar a su causa a las casi dos millones de personas que han sido desplazadas por los combates y que actualmente viven en campamentos improvisados.

Lea: éxodo masivo por conflicto

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.