"Preocupa" la salud de Aung San Suu Kyi

Aung San Suu Kyi
Image caption La dirigente birmana está recluida en una cárcel de máxima seguridad.

La salud de la líder opositora birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, es motivo de una "gran preocupación", según advirtió su partido, la Liga Nacional para la Democracia.

La agrupación afirmó que Suu Kyi, de 63 años, no ha podido dormir de noche por sufrir de calambres en sus piernas y aseguró que necesita atención médica urgente.

La dirigente fue recluida en una cárcel de máxima seguridad el 14 de mayo y está siendo juzgada por presuntamente haber violado las condiciones de su arresto domiciliario, cargo que ha negado insistentemente.

La detención se produjo luego de que Suu Kyi acogiera en su casa al ciudadano estadounidense John William Yettaw, quien accedió a la residencia atravesando a nado el lago que la rodea.

De ser hallada culpable, la líder opositora podría recibir una condena de cinco años de prisión, luego de haber pasado la mayor parte de los últimos 19 años bajo arresto domiciliario.

Salud frágil

Suu Kyi ha sufrido anteriormente problemas de salud. Poco después de su detención fue tratada por deshidratación y baja presión arterial.

Según la Liga Nacional para la Democracia, la dirigente tiene ahora una "desesperada necesidad de recibir atención médica adecuada".

"Estamos muy preocupados por su salud", añadió en su comunicado.

La comunidad internacional ha criticado el juicio que enfrenta Suu Kyi, porque sospecha que la Junta Militar que gobierna Birmania intenta retenerla para evitar que participe en las elecciones generales previstas para el año próximo.

El régimen de facto ha rechazado estos cuestionamientos afirmando que el proceso es "un asunto legal interno".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.